Muse en la Arena Monterrey 2013

0 16

En punto de las 9:00 p.m., subieron al escenario The Ruse, grupo encargado de dar la bienvenida a todos los presentes en la Arena Monterrey. Originarios de Nueva York (ahora radicada en Los Ángeles), The Ruse hizo su debut en 2005 con un álbum de nombre Innervision y hasta la fecha han acumulado cuatro álbumes de estudio y 2 EP’s lanzados a través de su propio sello, Rusemusic.

Grandes guitarrazos con fuerza sonaron dentro del recinto junto a una voz masculina con buen rango pero sin muchos matices y la fórmula pop de verso-coro-verso, algo similar a Imagine Dragons fusionado con Interpol. Con un “¿Cómo estamos México?, este es nuestro primer show en Monterrey”, dieron la bienvenida a los más de 17 mil asistentes que se dieron cita al evento.

Canciones como “I can’t stop”, “Apache”, “Collido”, “Beautiful is gone” canción que fue seleccionada como sencillo de la semana en iTunes en el 2009 y hasta un cover de “Get Lucky” de Daft Punk fueron las que hicieron a los presentes empezar a calentar los motores. The Ruse agradecieron a los presentes y les comentaron que estarían en la salida para saludarlos y tomarse fotos con ellos y sí, así lo hicieron.

Con la energía y el alma agitada todos esperábamos a una de las mejores bandas inglesas de la actualidad y fue así que minutos después de las 10:00 p.m., las luces se apagaron y subieron al escenario Matthew James Bellamy, Dominic Howard y Christopher Wolstenholme al sonido de los gritos de todos los presentes.

Celulares y cámaras fotográficas fueron alzadas por todos para capturar esa gran entrada esperada al sonido de las guitarras y la batería interpretando “The 2nd Law: Unsustainable”, para dar paso a “Supremacy”, “Hysteria” y “Panic Station”.

Durante un inicio dejaron en claro por qué son considerados como los mejores arriba del escenario, el propósito de ellos no era ganarse al público, a todos ya nos tenía en su bolsa desde hace mucho, el verdadero propósito era hacernos vivir un espectáculo único e inolvidable que poco a poco lo fueron logrando.

Después de que Matthew gritara “Esto es para ustedes Monterrey” y tuviera un segundo cambio de ropa, la estructura tan famosa en forma de pirámide apareció arriba del escenario para hacernos viajar desde una galaxia lejana, hasta una celebración de fuegos pirotécnicos.

Se hicieron escuchar por todos los presentes canciones como “Supermassive Black Hole”, “Resistance”, “Knights of Cydonia”, “Eurasia” y “Follow Me”, cada canción contaba con unos visuales específicos y magníficos que te hacían sentir viajando por el espacio, todo esto fue gracias a la producción que contaron, a las cámaras que perseguían en todo momento a los integrantes y que hasta ellos mismo controlaron en momentos y a los cientos de luces y lásers que se esparcían por toda la Arena Monterrey.

No hubo ni un solo momento en que se dejaran de escuchar las voces de las más de 17 mil almas reunidas y los aplausos cuando terminaba cada canción. “Undisclosed Desires”, “Guiding Light”, “Liquid State” fueron las que prosiguieron para dar a paso a una de las canciones que hizo que todos nos alocáramos al momento de cantarla, sin duda alguna hablo de “Madness”, el primer sencillo de su ultima producción “The 2nd Law”, después llegaron “House of the rising sun”, “Time is running out” y “Plug in baby” otra de las cuales nos hicieron vibrar de emoción y felicidad.

Y fue así, que en al escenario bajaron las pantallas para formar la pirámide que caracteriza a la gira, televisiones con escenas distintas fueron las que se reprodujeron por unos minutos para que los integrantes se preparan y tomaran más energía para volver al escenario y cumplir su propósito.

Regresaron entonando “Stockholm Syndrome”, canción con la que en el escenario salió humo disparado lo cual provoco la euforia de todos los presentes, le prosiguieron “Blackout” y “Uprising” canción que motivo a todos a saltar, mover las cabezas, manos y todo lo que podíamos para celebrar, por cierto, cabe señalar que la ventaja de la producción con la que contaron fue que de cualquier lado donde estuvieras se podía disfrutar el espectáculo y además, gracias al escenario, los integrantes se pudieron esparcir por todos lados así que, los de atrás, adelante y los costados pudieron acercarse a ellos y hasta en un momento Matthew bajo del escenario para saludar a los afortunados de las primeras filas quienes desde un día antes habían hecho fila para entrar.

Y bien, ya habían pasado casi una hora y media y llegó el momento de la despedida y agradecimiento de la banda con su público regio pero no se fueron sin antes interpretar dos de las canciones que los hicieron sonar por todo el mundo, “Starlight” y “Survival”, esta última fue la canción que formó parte de las Olimpiadas pasadas y sin duda alguna fue la mejor opción para concluir uno de los mejores conciertos del año en la ciudad. Y así fue como concluyó una gran noche en la Arena Monterrey, que por cierto se le agradece por traer esta clase de

Reseña y Foto: Ángel Rouxas

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.