¿Cómo se vive un concierto desde el área de prensa?

0 22

Pues si amigos, hoy les platicaremos un poco de lo que vivimos al cubrir los conciertos, en este caso el Pa’l Norte, muchos podrán estar de acuerdo con lo que vamos a decir y muchos no, pero esta es la historia.

Comenzamos…

Nos citaron de 11:00 a.m. a 2:00 p.m. para acreditarnos, nosotros llegamos a las 11:30 a.m., siempre juntos, con nuestra camiseta de MonterreyRock.com y el gafette que nos solicitan siempre del medio que representamos para no romper los lineamientos que nos exigen para acreditarmos.

Al ir a pedir las acreditaciones pudimos ver en la lista de prensa a mucha gente que no es prensa, o medios que piden de más para sus invitados, invitados que obviamente no van a cubrir el evento, llegan a las 9 ó 10 de la noche a saludar a la raza y pasan al área frente al escenario ¡Sólo a estorbar!
Creo que por estas cosas desperdician la oportunidad de invitar realmente a gente con cámara de fotos o videos de otros medios, piensen en algo: si la onda es entrar gratis, pues mejor pidan cortesías y ¡Listo!, pueden disfrutar de todo el evento y así le dan oportunidad de dar acreditaciones a otros medios; aclaramos: no sabemos si sea culpa del organizador de medios o de los medios que abusan de esto.

En MonterreyRock tenemos una regla de oro: si tenemos una acreditación se va a utilizar y sacarle provecho al máximo, ya sea para foto, video, reseña, entrevistas, el punto es que nadie entra de chulo o de socialitos a pasearse en el evento; hay eventos que nos dan 2 acreditaciones, otros 3, otros 4, inclusive hasta 6 acreditaciones nos han otorgado y esas 6 personas tienen una labor específica para cubrir el evento.

Ya una vez adentro nos indican cuál será nuestra área de prensa y trabajo, que en este caso es la primera vez que vemos que está como debe de ser: un área grande con un toldo que cubría más de 20 mesas para que los reporteros, camarógrafos, redactores, etc. pudiéramos llevar a cabo las actividades y subir la información del evento al momento.

Empezamos a sacar el equipo, cámaras de fotos, de vídeo, computadora, celulares y nos empezamos a acomodar sin ningún problema, por primera vez veíamos a un organizador otorgándonos señal de internet para los medios, detalle que entusiasmó a varios colegas… y a nosotros, no vamos a negarlo.

Sin más ni más empieza a tocar Miami Mami y pues a correr para poder tomarles fotos y vídeo… ¡Oh decepción!, no nos dejaron pasar, hasta que la producción no diera acceso y eso fue después de 3 ó 4 canciones, ya nos dejaron pasar y ahora sí, a aprovechar el tiempo antes de que nos pidieran salir.
El área de prensa cada vez se iba llenando más, lo más irónico es que no era prensa de Monterrey, lo que no nos sorprende mucho, ya que hemos escuchado de voz misma de los organizadores que nunca llegan temprano.

Cabe mencionar que nos tenían preparado una zona donde ponían varios tipos de snacks y refrescos para los de la zona de prensa, cosa que a todos nos cayó de perlas, ya que generalmente no hay chance de ir a comer en estos eventos y para los que llegamos desde el principio fue una bendición, aunque mucha raza llegaba y hasta pa’la casa quería llevar!

Conforme empezaron a pasar las horas iba llegando más prensa al evento, por ahí escuché decir al encargado de medios que se acreditaron cerca de 300 medios y pues, parece que sí llegaron hasta de más, ya que llegó a ser muy caótico y problemático el entrar a la zona de prensa frente al escenario cuando algún artista se presentaba.

Lo que pudimos observar es que había mucha gente que NO era prensa, luego luego sabes quién es prensa y quién no, lo que no saben los organizarores es que esto sólo empeora las cosas a tal grado que por tratar de llegar a la zona de prensa no podíamos de plano, porque habia un mar de gente en esa área y no eran de ningún medio.

Generalmente entre los medios respetamos al fotógrafo o camarógrafo que están tomando alguna foto, nos esperamos a que la tome, pasamos, nos agachamos para no estropearle la toma, hay entre algunos de nosotros la ética, cosa que algunos les viene valiendo madre y les comento por qué.

Resulta que hay chavitos que se creen MTV con su iPhone y su monopie de mano (si, TÚ SABES QUIÉN ERES), se la pasan dándole en la madre al trabajo de otros ya que suben su iPhone en la jeta del artista y lo que no sabe que es por andar de según él “cool” para presumirle a sus amigos lo cerquita que estuvo de los cantantes, manda a la jodida el trabajo de 200 fotógrafos que gracias a su pendejada sale tapándole la cara al cantante. Está bien que tomes, 10 segundos y te rumbes a otro lado, pero estar 10 minutos en la cara del artista, habla de su poca calidad tanto como fotógrafo o camarógrafo y lo peor del caso es que ni siquiera ve qué es lo que está tomando.

No soy yo para enseñarles, pero como dijo Jodorosky: “La imitación es una herramienta muy buena para aprender”, vean cómo toman foto los demás, cómo se aprovechan las 2 ó 3 canciones que nos permiten estar en esa área.

Un buen método es el que seguimos al presentarse Porter: primero entraríamos medios con cámara fotográfica o de vídeo profesional, después medios con cámaras convencionales y redactores. ¡Qué bonito se trabajó de esa forma! y cada quien enfocado en su trabajo y sin estorbarle a nadie.

Pues para no hacerla muy larga, ya para los artistas estelares, todo era un caos en la barrera de prensa, mas de 200 gentes que no eran de medios, 300 medios, era imposible llegar a tomar fotos, vídeo, los prensa (fans) con sus celulares y iPads en lo alto, se la pasaban tapando a muchos fotógrafos, escuchamos a varios medios decir que hasta codazos les daban para tener un mejor lugar abajito del artista.

Creo que esto fue lo más crítico, tener que lidear con mucha gente influyente que se le dio acceso al área de prensa, de hecho vi un acto de una señora de una revista que quería pasar a huevo a su hija a la zona de prensa, ofendiendo a la muchacha de seguridad y retándola a que por sus calzones la iba a pasar, ¡Por Dios!, compréle un boleto no sean miserables!

Ya al final, la zona de prensa parecía establo literalmente, mucha gente en actitud de vaca que no se movía para que pudieras pasar al área de prensa, no sé si era el zacate machacado por los miles de gentes en el evento pero tenía un olor caracteristico de rancho al lugar

La prensa estamos acostumbrados a pasar hambre, sed, no ir al baño, aguantar pisotones, empujones, baños de cerveza, de orines, vazasos en la cabeza, tierra, artistas locos, seguridad prepotente, lluvia, sol y nada de esto nos detiene para hacer nuestro trabajo, así lo decidimos y lo vivimos con gusto para llevarles las notas a ustedes.

Al final del día nuestro esfuerzo se vio recompensado con una gran movilización en nuestras redes sociales y en nuestro sitio web, mucha gente y grupos compartiendo, retwittearon las fotos y reseñas, nos felicitaron y agradecieron la nota.

Fin.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.