Homero Ontiveros nos habla sobre su primer libro “Caminos de agua”

0
1214
homero-ontiveros-nuevo-libro-caminos-de-agua
Kakkmaddafakka y Epica en Monterrey 2019

En entrevista, Homero Ontiveros habla sobre su primer libro, próximo a publicarse.

Texto: Xoja

Homero Ontiveros, a quien conocemos por sus múltiples aportaciones a la escena rock regiomontana –ya sea como conductor, promotor, redactor o músico-, y a quien ubicamos perfectamente por su trayectoria en la banda Inspector, a cargo de los teclados, publicará en el 2015 “Caminos de agua”, su primer libro. En éste, Ontiveros recoge anécdotas, elementos del diario, crónicas y poesía. Se tiene contemplado que además, incluya un CD de audio y un trabajo fotográfico.

El libro será publicado por la editorial mexicana “Rhythm & Books”, dirigida por Elena Santibáñez, la cual ha publicado trabajos de otros músicos como Jaime López, Armando Vega-Gil (Botellita de Jerez), Carlos Avilez (Cuca) y Joselo Rangel (Café Tacvba), entre otros.

En entrevista, vía telefónica, Homero Ontiveros nos contó cómo ha sido todo este proceso. Aquí les dejamos el extracto de la plática que sostuvimos.

Sabemos que éste será tu primer libro, ¿cuéntanos sobre esto?
Sí, es el primer libro, que espero sea el primero de varios. Va a salir publicado con la editorial “Rhythm & Books” de Elena Santibáñez, quien ya estuvo realizando trabajos con otros músicos, justamente esa es la labor que hace: llevar músicos hacia la literatura; y bueno, en esta ocasión se me dio la oportunidad de trabajar con ella, con ellos, y esperemos que el próximo año ya esté fuera el libro.

¿De qué se trata?
El libro se llamará “Caminos de agua”. Decidimos que íbamos a hacer una especie de híbrido que estuviera basado en prosa poética, pero que tuviera elementos de la crónica, el diario, anécdotas y algo de poesía en verso. En este caso, probablemente, estará acompañado de un trabajo fotográfico. Y la idea es que aparte del trabajo fotográfico venga acompañado de un disco, es decir, que incluya: música, palabra e imagen.

Dices que el próximo año estará listo, ¿en qué parte del proceso estás ahora?
Eh, estamos llevando un proceso paralelo, es decir, estamos en la edición, arreglando unos detalles, pero también a la vez vamos formando las partes del libro. El proceso está así: yo le envío a mi editora, por partes, una serie de textos sin una forma en sí, entonces ella, digamos, ahorita está jugando con el rompecabezas, está armando las piezas.

¿Cuál fue tu primer acercamiento a las letras?
Lo que muy poca gente sabe y conoce es que yo empecé a escribir antes que a hacer canciones. Desde muy chico ya empezaba a escribir, incluso antes de pensar en dedicarme a la música a mi me interesaba ser escritor. Entonces, empecé a tomar talleres. Te estoy hablando de hace diecinueve años más o menos. Luego me dediqué cien por ciento a la música y comencé a escribir canciones más en forma, y luego ya no escribirá otra cosa que no fueran canciones. De alguna forma me oxidé -por decirlo de alguna manera-. Lo cierto es que en ese tiempo me convertí en un mejor lector y tuve una relación más cercana con los libros.

¿Cómo ha resultado esta experiencia para ti?
No es nuevo para mí intentarlo, lo que sí es que, obviamente, entre más conozco el oficio, representa una responsabilidad más grande. Lo que sí te puedo decir es que no lo estoy tomando a la ligera.

Comentas que escribes desde hace mucho tiempo, pero ¿qué periodo comprenden los textos de “Caminos de agua”?
Lo que va a venir publicado en este libro comprende de tres años a la fecha, o sea del 2011 a la fecha, que fue cuando se habló con Elena de este proyecto.



¿Cómo fue que se dio el acercamiento con Elena?
Yo a Elena la conocí en el Vive Latino 2011. Yo sabía que ella había sacado un libro de Jaime López, y pues Jaime es alguien a quien yo admiro. Me topé con su estand. Llegué y me presenté con ella. A partir de ahí comenzamos una amistad. Luego yo, afortunadamente, he podido traer a la editorial y a algunos de los autores de la editorial a la Universidad, a la Secretaría de Extensión a presentar sus libros, entonces empezamos a hacer una relación así tal cual.
Por parte de la Universidad, de la Casa del Libro, el Dr. Celso Garza, me había comentado con anterioridad que le parecía padre que trabajara un libro, que le llevara alguna propuesta o algo; entonces yo los presenté a ellos dos para tratar de que hicieran una simbiosis, para que la editorial también fuera distribuida por la Universidad, y cuando terminaron la junta me dijeron que había decidió que el libro que iban a coeditar era el mío.

¿Entonces no fue precisamente que tú buscaras publicar sino que todo se dio?
Yo nunca pedí publicar un libro, se me da la oportunidad y la aprovecho. En lo personal me gusta la idea del artista polifacético. Tengo la idea del artista un poco más global. Estoy a gusto y contento. Es una oportunidad y estoy tratando de hacerlo bien. No sé qué recibimiento vaya a tener, pero lo que sí te puedo decir es que sí lo estoy haciendo a conciencia, o sea, no estoy jugando a. Lo estoy tomando en serio.
Se me está dando la oportunidad, es algo que a mí me gusta, es algo que cuenta con el aval de la editora, pero en ningún momento pretendo decir que soy un escritor, esa camisa me queda muy grande todavía.

¿Qué viene a significar “Caminos de agua” en este punto de tu carrera?
Lo veo como un inicio, no como la consumación, porque cuando algo te llama mucho comienzas a ver todos los ángulos que antes no habías visto. Para mí es un comienzo, porque estoy aprendiendo, mi idea es seguir aprendiendo, ir mejorando, y desarrollar un estilo.

¿En qué lugares escribes?
Escribo en todos lados. A mí, de pronto, se me aclaran muchas cosas cuando estoy caminando, haciendo ejercicio o en la carretera. A veces voy en un camión o en carretera y se me empiezan a ocurrir las frases. Tengo una libreta que siempre cargo a todos lados a los que voy, ahí es donde voy anotando todo, aunque a veces, por ejemplo, en la carretera es difícil escribir, y ahí sí saco el teléfono o el ipad , y ahí lo voy guardando, y al final todo lo paso a la computadora para guardarlo.

¿Y los textos que se contendrán en este libro, dónde los concebiste?
Son textos que nacen a partir de los aviones, de los aeropuertos, de los hoteles, de mis caminatas por la ciudad y otras ciudades.

¿Tienes algún ritual especial a la hora de ponerte a escribir?
No soy de la idea romántica de estar en silencio para escribir y dejar que las cosas lleguen. Yo, por ejemplo, siempre que me pongo a escribir pongo música, pero llega un momento en que llegan las ideas más fuertes y entonces tengo que prestarles oído. Lo que sí es que, la hoja en blanco me pesa mucho, hasta el momento en que escribo la primer palabra, luego todo fluye.

¿Por qué titular a este libro “Caminos de agua”?
Porque de una u otra forma los textos tienen una idea en común que es el agua, es una especie de simbolismos. Porque el agua transporta, limpia, pero también ensucia (…); pero sobre todo, porque la vida es fluir y el tiempo es fluir también. Es la necesidad del agua y de todos de fluir; y de cierta forma estos textos tienen la necesidad de fluir.

A la hora de componer, ¿encuentras alguna similitud entre tu estilo musical y tu estilo literario?
De cierta forma sí, porque componiendo canciones, que es a lo que me dedico, he aprendido a jugar con el ritmo y con las sensaciones, y a estructurar, sobre todo, y aunque son procesos y terrenos muy diferentes, la similitud llega justamente con el ritmo y las tesituras. Pero de ahí en fuera son cosas muy distintas.

Para más información sobre éste y otros títulos de la editorial R&B, pueden comunicarse directamente a través de su página de facebook: RHYTHM & BOOKS.

Agradecemos a Homero Ontiveros por su disponibilidad para esta entrevista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí