Chunk! No, Captain Chunk! prende a Monterrey

0 24

Chunk! No, Captain Chunk! se presentó este viernes en el Morfos Bar e inyenctó una dosis de euforia a los regiomontanos.

Euforia, emoción, ímpetu, mucho slam y total diversión se vivió este viernes 5 de junio en los adentros del Morfos bar con la presentación de Chunk! No, Captain Chunk!, quienes entregaron todo de sí en el escenario.

Desde París, Francia, la agrupación de easycore complació a cada uno de los asistentes que con emoción esperaban su llegada.

Cayendo la noche, ya se pintaban los rostros de emoción de aquellos que pudieron disfrutar del meet and greet con la banda. Por su parte, Everything you said, FONTE y DON (de Tijuana), fueron quienes antecedieron a la presentación de los parisinos e hicieron del ambiente toda una fiesta.

Ya entrados en calor, aproximadamente 20 minutos después de las 10 de la noche, comenzó el acto esperado. Cuerpos que vestían playeras con el nombre de la banda, saltaron con emoción al ver como la música desapareció del lugar para dejar caer una nube de humo de la cual fueron saliendo poco a poco Paul, Éric, Mathias, Bastien y Bertrand, arrancando suspiros de las enamoradas fanáticas que se encontraban en el lugar.

Toda la multitud de gente se recorrió hasta llegar al frente del escenario para disfrutar de cerca la presentación. El show comenzó y, desde ese momento, la conexión y el contacto con el público no pararon.

Las manos de quienes se encontraban muy cerca de la tarima fueron tomadas una y otra vez por el mismo Bertrand, quien demostraba un cariño sin igual al público regiomontano.

Un pequeño anuncio de papel fue extendido por las manos del vocalista, y dentro de este, se encontraban algunas frases en español que el músico quería dedicar a su gente: “¡Monterrey, son los mejores!, ¡Me gusta Monterrey!, “Mi nombre es Bert”, fueron algunas de ellas.

Sin embargo, el público hizo de las suyas, pues no dudaron en enseñarle a los músicos a decir una que otra maldición, así como a gritar el ya típico “Chichis pa’ la banda”, y fue éste el que sacó carcajadas, pues Paul, guitarrista de la agrupación, seguía incitando al acto con un dificultoso “Chichi pa’ la bemba”.

Más tarde, fue el emocionante “¡Viva México!” de Bert el que hizo que en un mismo acto todos alzaran los brazos para festejar.

Después, un gorro de Santa Claus fue obsequiado a Bert, quien no dudó ni un segundo en colocárselo y, con éste sobre la cabeza, seguir haciendo sonar sus temas. Los gritos de éstos retumbaban por todo el lugar, haciendo aún más inolvidable la noche.

Fueron algunos los aventureros que decidieron jugársela esa noche subiéndose al escenario para bailar, gritar y cantar frente a todos. Solo uno de ellos fue sacado por la seguridad de lugar, pues los demás decidieron saltar felizmente al público antes de que esto sucediera.

Y la locura no solo atacó al público, pues el mismo Bertrand, en un momento de euforia, decidió lanzarse a sus seguidores para perderse entre la multitud que lo admiraba y abrazaba por doquier. Un momento que enloqueció a todo mundo, sin duda.

Después de una hora de éxtasis y gran alegría, la agrupación se despidió con un “Thank you!, ¡Gracias!”, y los fanáticos, totalmente satisfechos, dejaron se retiraron con la dicha de poder haber sido parte de esa noche.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.