Banner TMMF

Anécdotas rockeras: Caifanes funerarios

0 21

Aquí una anécdota relacionada con el inicio de la trayectoria de Caifanes.

Para las grandes bandas de rock no todo fue “miel sobre hojuelas”; como toda historia de éxito, la mayoría de los grupos consagrados se las vieron muy negras al inicio de su carrera: tocar muchas puertas, ver malas caras, recibir tratos indignos, tocar gratis, andar de “hueseros”, vivir al día, entre otras situaciones. Así, en el presente artículo hablaremos sobre el caso de Caifanes y su difícil inicio en el rock.

La historia de Caifanes se remite a 1987; Saul Hernández se encontraba sin grupo y conoció a Diego Herrera, con quien tuvo tan buena química que de inmediato empezaron a visualizar una banda. Tiempo después reclutan a Sabo Romo y después de probar con 2 bateristas, Alfonso André se une definitivamente al grupo; de este modo graban un demo, integrado por las canciones “¿Será por eso?”, “Nada”, “Amanece” y “Mátenme porque me muero”.

Caifanes empieza a dar tocadas por el circuito under de la Ciudad de México, y se deciden a ir a tocar puertas de productores y disqueras.
En determinado momento, la banda va a las oficinas de CBS (hoy SONY) y lleva su demo para ver si había alguna oportunidad.

Según palabras del mismo Sabo Romo, lo primero que les dijo el tipo que los recibió fue: “¡qué bárbaros!, pero si parecen putos”. Lo siguiente que pasó fue una sesión de escucha del demo, siendo “Será por eso” la primera rola que sonó; la leyenda cuenta que los “ejecutivos” y personal de dicha disquera se quedaron mudos, sin decir palabra alguna al terminar la canción, hasta que uno de ellos rompió el silencio y dijo: “pues sí, suenan muy bien muchachos, pero aquí vendemos discos, no ataúdes”, refiriéndose a sus canciones tan densas, deprimentes y oscuras, aunado a la imagen que se cargaban los Caifanes.

Esta disquera les brindó cierta expectativa a través de una especie de pre – contrato, pero de inmediato fueron despachados con un oficio en el que les notificaron que no estaban interesados en la propuesta artística de Caifanes.

11254392_973421319391233_7448848157237354067_n

Tiempo después, RCA Ariola buscó talento nacional para abrir un concierto del argentino Miguel Mateos en la Ciudad de México, los elegidos fueron Caifanes y Neón. Este hecho cambiaría para siempre la vida de los 4 Caifanes, ya que ahí se encontraba presente el productor argentino Óscar López, quien se dio cuenta del gran potencial del grupo, sugiriéndole a RCA Ariola, sub sello de BMG, firmar a Caifanes. De ahí en adelante la historia la conocemos todos.

¡Cómo da vueltas la vida! En 2008 BMG Ariola anuncia su disolución, Sony entra al quite y le compra el catalogo completo de artistas, ¡incluyendo a Caifanes!

Hoy, a 28 años de aquellos días, vale la pena recordar a los Caifanes funerarios.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.