Banner TMMF

ANÉCDOTAS DEL ROCK: HENDRIX INCENDIARIO

0 10

El domingo 18 de junio de 1967 se efectuó la actuación de Jimi Hendrix en el Monterey Pop festival, evento en el que causó impacto al quemar su guitarra.

Hay artistas dentro del mundo del rock que buscan ir más allá de la mera ejecución musical en sus presentaciones, tratando de dar un verdadero espectáculo que cause impacto en su audiencia, y uno de los pioneros en estas cuestiones lo fue el maravilloso Jimi Hendrix.

Desde que Jimi Hendrix comenzó su ascenso musical se notó que era un músico de altos vuelos, muy diferente a todos los demás. No fue fácil al principio, ya que tuvo que irse de su natal Estados Unidos hacia Inglaterra para probar suerte y consiguió hacerse de un nombre, respeto y admiración de parte del púbico y músicos británicos. El siguiente paso era volver a casa y demostrar su brutal talento…y también lo logró.

Los días 16, 17 y 18 de junio de 1967 se llevó a cabo el Monterey Pop Festival, en California, Estados Unidos. El festival pintaba para ser de antología, teniendo como parte de su elenco a bandas del calibre de The who, Grateful Dead, Big Brother & the Holding Company (con la “Perlita” Janis Joplin en la voz), The Mamas and the Papas, Otis Redding, The Animals, The byrds, entro otras leyendas. Ya casi para cerrar la lista de artistas, surgió la invitación a la Jimi Hendrix Experience para presentarse en este festival, invitación en la cual mucho tuvo que ver Sir Paul McCartney, quien era parte del comité organizador; este hecho significaba el extender su éxito al tan atractivo mercado estadounidense y ante la importancia de este hecho, Jimi pensaba cómo causar el mayor impacto posible.

Hendrix iba tan decidido a todo que sacó todo su arsenal de trucos durante su show: su clásica vestimenta estrafalaria, movimientos sugerentes de tipo sexual con su guitarra, tocar su Fender stratocaster con los dientes o sobre su espalda, pero además de sus trucos y virtuosismo le hacía falta algo más para llevarse el show.

Esa otra cosa llegaría al finalizar su set de 9 canciones y 40 minutos; al terminar de tocar “Wid thing” el frenético y extasiado Jimi Hendrix se quitó la guitarra de encima y la colocó en el suelo, hincándose frente a ella, después de esto empezó a tocarla intensamente y de repente sacó un bote de gas líquido para encendedores, lo vació sobre la guitarra y le prendió fuego, mientras Jimi se contorsionaba como poseído por un ente. Después de unos 20 segundos levantó la guitarra en llamas y la azotó en repetidas ocasiones contra el suelo, destruyéndola…el sacrificio de la guitarra se había consumado.

Este acto le valió a Jimi Hendrix llevarse el festival, saltar a la fama en Estados Unidos y terminar de ser reconocido en el mundo entero.

PD. Previo a la jornada musical de ese 18 de junio surgió una “disputa”: ni The Who ni Jimi Hendrix querían que el otro les opacara el show, y ambas agrupaciones se negaban a tocar después del otro. Esta diferencia la resolvió un volado, y Jimi Hendrix fue quien cerró el concierto.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.