Cuando los ídolos rockeros se van

0 16

Tristeza, nostalgia, recordatorio de la muerte, de lo volátil del tiempo: ¿qué nos pasa cuando nuestros ídolos rockeros se nos mueren?

La muerte, ese fin inevitable, esa última sorpresa que nos depara la vida, ese proceso natural que a muchos asusta, nos impacta de diversas formas. Por obvias razones, la muerte de alguien nos pega hondo cuando se trata de un familiar o de un ser muy cercano. Pero, ¿qué pasa cuando se nos mueren los ídolos?

La música genera pasiones, pero es el rock una de las corrientes musicales que más pasión y furor crea entre sus seguidores; está clarísimo que el rock trasciende la esfera de lo musical y se convierte en toda una subcultura con todo lo que esto conlleva, como sus rituales, sus códigos, patrones de comportamiento, símbolos y claro, sus ídolos o figuras importantes.

Cuando una figura importante del rock muere no pasa inadvertida para sus seguidores; cuando un ídolo del rock se nos adelanta en el camino nos deja una serie se sentimientos encontrados. Primeramente nos deja un hondo pesar, y echa a volar la nostalgia, la cual es muy característica de los fanáticos rockeros. Nos hace recordar conciertos, discos, canciones y claro, experiencias personales, anécdotas y personas. Por otro lado, la muerte de nuestros ídolos rockeros nos echa en cara lo volátil del tiempo, es un contundente recordatorio de la muerte que nos espera con los brazos abiertos.

Cuando se mueren nuestros ídolos rockeros nos morimos un poco y ante eso no queda más que aferrarse al legado musical que nos han dejado. El Panteón del Rock se está haciendo cada vez más grande…nos estamos quedando sin ídolos rockeros.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.