Historias del rock: The Who explosivos

Keith Moon acostumbraba a cargar con dotaciones de dinamita, los usaba para destruir habitaciones de los hoteles.

0 38

The Who acostumbraba a destrozar sus instrumentos, escenarios y hoteles, pero también acostumbraban el uso de explosivos.

The Who es una de las bandas de rock más trascendentes de todos los tiempos. Virtuosismo, intensidad, grandes canciones y discos, conciertos legendarios (incluido su show en Woodstock) e historias míticas han hecho de Keith Moon, John Entwistle, Roger Daltrey y Pete Townshend figuras importantes de la historia rockera.

La vida de The Who y de cada uno de sus integrantes estuvo siempre llena de excesos y excentricidades, pero fue, sin duda, Keith Moon el que se “llevaba de calle” a sus compañeros en estos rubros.

El extraordinario baterista estaba loco: sus compañeros, amigos y familiares así lo consideraban, de hecho le apodaban “Moon The Loon”, algo así como “Moon El Loco”, esto debido a su comportamiento chiflado, manifestado a través de un sentido del humor muy característico, a su hiperactividad, a su gusto por hacerle bromas muy pesadas a todo el mundo y su afición por la destrucción y a la piromanía.

Este último aspecto le trajo muchos problemas a The Who, Keith Moon acostumbraba a cargar con dotaciones de dinamita y otros materiales explosivos, los cuales usaba para destruir habitaciones e instalaciones de hotel y zonas de backstage. Esto llevó a muchos hoteles a vetar a la banda y a muchos organizadores de conciertos a no hacer tratos con The Who.

Uno de estos episodios explosivos de The Who, tal vez el más significativo, ocurrió dentro de un programa de televisión. El 17 de septiembre de 1967, The Who se presentó en el tradicional programa estadounidense The Smothers Brothers Comedy Hour, en dicho show tocarían algunos temas y serían entrevistados brevemente, el detalle es que nadie se dio cuenta de que Keith Moon había colocado explosivos dentro de uno de los bombos de su batería, cosa que hacía con frecuencia, sólo que en esta ocasión puso una cantidad mayor de este material.

Cuando terminaban de ejecutar “My Generation”, Pete empezó a destruir los amplificadores y su guitarra, mientras Keith, con la ayuda de Roger, hacía lo propio con su batería; de repente, Moon accionó el explosivo del bombo con su pie, llegando una explosión de tal magnitud que el propio baterista terminó con pedazos de platillos incrustados en su brazo y Townshend acabó con el pelo quemado y se dice que este hecho le afectó de por vida el oído, ya que quedó con tinnitus, aunque esto nunca fue confirmado por el guitarrista.

La producción y el público asistente se asustaron tanto que todos quedaron momentáneamente en silencio, hasta que empezaron las risas y Pete terminó de destrozar una guitarra acústica, un tanto desorientado todavía por el impacto de la explosión.

Este hecho hizo que The Who terminará de catapultarse mediáticamente en los Estados Unidos. Keith continuó con su frenesí desmadroso en giras, conciertos y en su vida personal, hasta que falleciera el 7 de septiembre de 1978, a los 32 años de edad.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.