Obras Maestras: “Disintegration” – The Cure

0 22

Con “Disintegration” The Cure logró un brutal éxito comercial a nivel mundial, manteniéndose fiel a su estilo gótico.

Hablar de The Cure es hablar de una agrupación que ha alcanzado el grado de “Leyenda”. Casi 40 años de trayectoria suma la agrupación liderada por Robert Smith, en los que han grabado 13 álbumes de estudio, dentro de los que destaca “Distintegration”.

Este disco representa el octavo trabajo discográfico de The Cure. La banda inició los trabajos de grabación en octubre de 1988, los cuales finalizaron en febrero del año siguiente. El reto era, sin duda, importante, ya que The Cure había alcanzado un alto nivel de impacto mediático con sus 2 placas anteriores, lo que a Robert no le dejaba muy contento que digamos, ya que no quería que se le viera como un “Rockstar” (con todo lo que esto implicaba), ni quería que la esencia de la banda se desvirtuara. Obviamente buscaban el éxito comercial pero no a cualquier costa.

Ante esto, Smith decidió volver a las bases y sumergirse aún más en la oscuridad. El momento que vivía el grupo en ese lapso de tiempo era de sentimientos encontrados; por un lado Robert Smith contrajo matrimonio, lo cual obviamente impactaba de forma notoria en su vida. Por otro lado, la situación al interior de The Cure no era tan buena, ya que Lol Thurst, uno de los fundadores del grupo, fue echado del mismo por sus problemas con el alcohol, los cuales hacían de su estancia en la banda algo insostenible.

El resultado fueron 12 densas canciones, en las que Robert Smith ahonda en temáticas existenciales, crisis, caos y demás temas de este corte, las cuales en un primer momento causaron preocupación y hasta molestia en los ejecutivos de la discográfica a la que pertenecían, los cuales terminaron con la boca cerrada ante el impensable éxito.

Musicalmente es un disco brillante, en el que los teclados y sintetizadores se acoplan de forma perfecta a las guitarras y a la base rítmica. En general, en “Disintegration” se respira melancolía pura, la cual se convierte en una sensación de la que es difícil escaparse. Destacan de gran forma “Lullaby”, “Lovesong”, “Fascination street”, “Prayers for rain” y la que le da el nombre al disco.

Estamos ante una verdadera obra maestra no sólo de la década de los 80’s, sino de la historia del rock.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.