El punk antes y después de The Adicts

0 38

 

 

¿Por qué The Adicts es una banda que tienes que ver antes de morir?

 

 

Dos han sido las naciones que nos dieron a los grandes exponentes del punk: Inglaterra y Estados Unidos. Como pioneros, por el lado yanqui: The Ramones; por el lado inglés: los Sex Pistols. Cada región con su estilo particular, con sus vanguardias musicales que marcaron todo lo que vino después de ellos.

Antes de los setentas no había existido mayor irreverencia social que el punk. Hasta antes, nada de lo se había tocado en eventos masivos sobrepasaba los límites del ámbito musical. Con la llegada del punk, la música rock rascó en terrenos de lo político, alteró el orden social y propuso otra faceta para el rock.

Así surgió el punk rock, denominado así en su sentido más puro. Y aunque fueron muchas las bandas que dieron paso a éste, lo cierto -o al menos desde que se da fe- es que no fue sino hasta el surgimiento de The Ramones, The Clash y Sex Pistols, que pudimos tener referentes claros del género.

En esa misma oleada, en el año de 1975, en una pequeña ciudad de Inglaterra llamada Ipswich, perteneciente al condado de Suffolk, se cristalizaba una de las bandas más representativas del rock británico: The Adicts. Aunque no fue sino hasta cinco años más tarde, que la banda grabó disco. Así a la par de grandes bandas, The Adicts consolidaron la escena punk británica.

Aun con todo esto, The Adicts, me parece que ha sido una banda subestimada en el mundo del punk; y eso quizá se deba a que fue una banda que le dio otros matices al género. Experimentó con los sonidos; le quitó al punk ese carácter crudo y le inyectó matices estéticos. Fueron precedentes; una de las primeras bandas conceptuales.

Antes de The Adicts nadie en el punk se atrevía a experimentar con el performance, a darle teatralidad al punk. Y eso fue algo que incomodó a muchos. Razón por la cual, incluso, fueron denominados en diversas ocasiones como banda de new wave, sin embargo, The Adicts siempre se ha asumido como una banda de punk -y la verdad es que eso es indiscutible-. Incluso, cuenta Monkey –vocalista de la banda-, que ese mismo motivo, le acarreo una discusión con Geordie, quien era su manager en ese tiempo,  porque en una ocasión puso en un cartel la palabra “New wave”.

Tomar la Naranja Mecánica de Stanley Kubric como inspiración para el concepto de la banda, considero, fue una gran aportación al rock de los 70´s, fue un gran acierto. Primero porque la novela Clockwork Orange de Anthony Burgess publicada en 1962, fue una obra transgresora para el Reino Unido. Segundo, porque la adaptación de Stanley Kubric -de la novela- marcó un punto crucial en la historia del cine y representó a una gran parte de la juventud que se identificó con los personajes de la cinta.

La historia de Alex –protagonista de La Naranja Mecánica– y sus Droogs, contenía, sin querer, los principios de la filosofía punk. Reflejaba esa parte de la juventud que se encontraba luchando por romper con lo establecido. De ahí que The Adicts no sea una banda como cualquier otra en el punk rock.

“Viva la Revolución” es una canción considerada el himno de la banda. Y aunque la revista Rollings Stones no la incluye en su lista de Las 40 mejores canciones del punk, los verdaderos punk sabrán que es imprescindible en una lista que lleve ese título.

The Adicts dará un show memorable este 2 de junio en el Escena Monterrey, será su primera vez en la ciudad. Si tienen oportunidad, no se lo pierdan. Es un evento imprescindible para todo amante del punk.

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.