Historias del rock: Los Rolling Stones y un asesinato en concierto

0 29

El Altamont Speedway Free Festival, organizado por los Rolling Stones y realizado el 6 de diciembre de 1969 en California, terminó en tragedia y escándalo.

Hay festivales musicales que se han convertido en verdaderos momentos históricos de la música popular, esto debido a la cantidad de personas asistentes, por el surgimiento de futuras estrellas o por el cartel reunido, de entre estos podemos mencionar el Monterey Pop Festival (1967), el mítico Festival de Woodstock (1969), el Festival de la Isla de Wight (1970), el Concierto por Bangladesh (1971), entre otros. Pero hay otros festivales que se distinguen por el caos y la tragedia, el mayor caso de ellos es el Festival de Altamont, realizado en California, Estados Unidos, el 6 de diciembre de 1969.

Este festival fue organizado por los Rolling Stones, en el cual tocaron Santana, Flying Burrito Brothers, Crosby, Stills, Nash & Young, Jefferson Airplane, además de “Sus satánicas majestades”; en el cartel también estaban incluidos los Grateful Dead, quienes a la mera hora decidieron no tocar, esto ante el clima de caos y descontrol que se sentía en el lugar, y para que Jerry García y compañía hayan decidido eso es porque en verdad las cosas pintaban feo.

Para empezar se dice que ni siquiera había baños públicos ni personal de emergencias médicas, así como problemas para conseguir agua y alimentos. El escenario era demasiado pequeño y el equipo de audio e iluminación eran deficientes.

Pero el error garrafal de los Rolling Stones fue contratar a los Hell Angels, banda de motociclistas, como cuerpo de seguridad para el evento. Aunque el manager de los Rolling Stones ha negado este hecho, con el tiempo se ha confirmado por boca propia de los mismos Hell Angels, mencionando que la paga fue a través de poco dinero y mucha cerveza.

La mayoría de los Hell Angels se encontraban o borrachos o drogados, y no eran las personas más pacíficas e inteligentes que digamos, sino todo lo contrario, estos aspectos hicieron que no pudieran manejar la logística para mantener el orden de las 300, 000 personas reunidas. Incluso el caos fue sufrido también por las bandas, uno de los incidentes lo vivió Marty Balin, cantante de Jefferson Airplane, quien fue golpeado y noqueado por uno de los Hell Angels en pleno set de la banda.

El saldo fue de 4 personas fallecidas: 3 de manera accidental (un ahogado en un arroyo y 2 en accidentes viales) y un homicidio. La persona asesinada se llamaba Meredith Taylor, y falleció por heridas con “arma blanca” a manos de uno de los “Hell Angels”. La “verdad legal” fue que hubo un altercado entre Meredith (joven afroamericano) y algunos Hell Angels, y que en cierto momento Taylor mostró un arma de fuego siendo inmediatamente después apuñalado por Alan Passaro, miembro de la banda de motociclistas, provocándole la muerte de inmediato. Todo esto sucedió cuando los Rolling Stones tocaban “Under my thumb”, quedando el hecho registrado en video.

Minutos 3:37

El concierto se suspendió momentáneamente, continuando minutos después, hasta que los Rolling Stones prefirieron terminarlo antes de tiempo, temiendo una tragedia más. Este hecho marcó el fin de la época hippie y además cambió la forma de hacer conciertos, buscando la profesionalización en planificación de giras y tocadas, sobre todo en cuanto a medidas de seguridad.

El festival de Altamont de los Rolling Stones es una de las tragedias del rock que jamás se olvidarán.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.