Historias del Rock

Historias de rock: The Beatles y la decisión más revolucionaria del rock

the-beatles-conciertos

En 1966, The Beatles tomarían la decisión más revolucionaria y arriesgada en la historia del rock.

De un tiempo para acá se ha venido “ninguneando” el legado de The Beatles: “sobrevalorados”, “inflados”, “simplones” y otros adjetivos se ese tipo se le han ido colocando al Cuarteto de Liverpool, cosa que al que escribe le parece ya no injusta, sino ingrata. La música es un asunto de gustos, eso está claro; te puede no gustar una propuesta musical y eso es completamente normal y comprensible, pero de eso a desacreditar el trabajo del fenómeno musical más grande de la cultura popular del siglo pasado es ya caer en el absurdo.

The Beatles son tan grandes que, incluso, ellos son los realizadores del acto más arriesgado y (¿por qué no?) revolucionario de la historia del rock: mandar al carajo al público y dejar de dar conciertos. Pero, ¿qué llevó a Ringo, John, Paul y George a tomar esta arriesgada decisión.

Las giras que The Beatles emprendió casi desde el principio de su carrera fueron monstruosas, tours larguísimos, conciertos casi día tras día, aunado a la respuesta frenética de sus fans, la cual cayó casi en lo patológico. Era un acoso total y constante por parte ya no solo del público, sino de los medios de comunicación, lo cual fue convirtiendo las giras en algo que los 4 Beatles ya no disfrutaban.

Todo ese creciente malestar llegaría a un nivel insostenible gracias a 2 hechos en particular. Primeramente, en julio de 1966, la banda emprendió una gira por Filipinas, durante la cual recibieron la invitación de parte de Imelda Marcos, la Primera Dama de ese país, para asistir a un evento oficial; a través de Brian Epstein la banda se negó a asistir, ya que tenían una tendencia a rehuir a invitaciones a eventos de Jefes de Estado, lo cual no le agradó al régimen filipino y se encargaron de hacerles pasar a los Beatles una pesadilla en ese país, a través de boicots y de generarles una campaña de desprestigio, la cual ese pueblo asiático adoptó.

Por otro lado, días después, al emprender una gira más en Estados Unidos, The Beatles se topó con una amarga sorpresa: en esta ocasión la respuesta del público no fue la misma, ahora había un clima, casi generalizado, de hostilidad, sobre todo de parte del sector conservador de ese país. Pues resulta que una declaración hecha por John Lennon varios meses atrás había calado hondo entre la sociedad religiosa y ultraconservadora de Estados Unidos, Lennon había comentado que la religión cristiana se encontraba en declive, y que The Beatles eran en ese momento más populares que Jesucristo; esto había pasado prácticamente desapercibido en Reino Unido, pero en Estados Unidos habían generado rabia. A mediados de agosto de ese año, Lennon tuvo que explicar durante una rueda de prensa realizada en Chicago el contexto de esas frases, llegando a disculparse públicamente si es que alguien se había sentido ofendido, pero eso no solucionó nada: se hicieron “quemas” públicas de discos e imágenes de The Beatles, sufrieron amenazas de muerte, insultos.

El Cuarteto de Liverpool ya no quería seguir con eso, estaban cansados de toda esa porquería, pero su amor por la música lo tenían muy claro; así, bajo este clima de hartazgo, tomaron una difícil decisión: no más giras, la banda se dedicaría por completo al trabajo de estudio y a su vida personal, es decir: le daban la espalda al público, cosa impensable para cualquier grupo, pero The Beatles eran más que un simple grupo.

Cualquier banda se hubiera caído a un abismo ante una decisión de estas, pero lo que le pasó a the Beatles fue lo contrario; la calidad musical de la banda no mermó ante este hecho, al contrario, comenzaron a experimentar con sonidos nuevos, generando una evolución musical impactante.

Click to comment

Lo más visto

To Top