Rockdrigo González: se fue con el temblor

0 44

El 19 de septiembre de 1985 falleció Rockdrigo González, uno de los mejores compositores del rock mexicano.

Cuando se habla de grandes compositores dentro del rock mexicano podrá mencionarse a Jaime López, a Lora, Guillermo Briseño, José Manuel Aguilera, Saúl Hernández, pero jamás podrá omitirse el nombre de Rockdrigo González.

El también llamado “Poeta del Nopal”, nació en Tampico, Tamauilipas, durante la navidad de 1950, bajo el nombre de Rodrigo Eduardo González Guzmán. Desde temprana edad tuvo acercamientos con la música, específicamente con los sones huastecos y el blues, géneros que claramente se perciben en su estilo musical.

En 1975 emigró a la Ciudad de México, y de inmediato se puso a hacer música, perteneciendo al llamado “movimiento rupestre”, del cual fueron parte Jaime López, Gonzalo Rodríguez, Guillermo Briseño, Rafael Catana, entre otros.

Rockdrigo González alcanzó a publicar en vida solo un material discográfico, titulado “Hurbanistorias”, el cual se realizó de manera independiente, siendo éste un disco indispensable para entender el rock mexicano.

Si algo caracteriza el estilo de Rockdrigo es su inteligente manejo del lenguaje común, en donde los juegos de palabras y las descripciones alucinantes, iban de la mano de la picardía o del sentimiento a flor de piel, usando un tono a veces irónico, casi ácido, otras tantas sumamente nostálgico. Sus temáticas predilectas: la calle y sus personajes, el desamor y el amor, crisis existenciales, entre otras. Dentro de su acervo destacan notablemente “Ratas”, “Algo de suerte”, “Distante instante”, “Vieja ciudad de hierro” y “Solares baldíos”.

En 1985, El Tri incluyó en su material “Simplemente”, la canción “Metro Balderas”, original de Rockdrigo González, a la cual Alex Lora le hizo arreglos y modificó la letra, hecho que causó cierta molestia a Rockdrigo aunque éste evitó hacer polémica pública.

En ese mismo año, Rockdrigo González se encontraba en vísperas de negociar la grabación de un disco ya más en forma, pero esto jamás se pudo lograr, puesto que desafortunadamente una tragedia nacional estaba por ocurrir: a las 7:17 de la mañana del 19 de septiembre de 1985, un terremoto de 8.1 grados en escala de Richter sacudió a la Ciudad de México, causando el desplome de numerosas construcciones, con el terrible saldo de 10,000 muertos (cifra aproximada, bastante conservadora).

Rockdrigo Gónzalez se hallaba entre los muertos. Él se encontraba en su departamento, ubicado en un edificio de la Colonia Juárez, el cual se derrumbó, provocándole la muerte a Rockdrigo y a su pareja Françoise Bardinet.

Se editaron 3 discos póstumos de Rockdrigo González y se reeditó “Hurbanistorias”, lo cual ayudó a que generaciones posteriores conocieran el legado de “El profeta del nopal”, el cual se mantiene vigente y ganando más seguidores.

Hoy en día hacen falta figuras de la talla de Rockdrigo, compositores que tengan esa visión de la estética y la profundidad, artistas que logren representar lo que la gente suda, vive y añora en las calles de éste nuestro México.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.