Entrevistas

Babasónicos, 25 años de innovar el rock latinoamericano

babas

Despreocupados por el ‘¿qué pasará?’ y disfrutando de cada momento sobre el escenario, la agrupación argentina ha sabido crecer a su manera.

Monterrey.- La constante búsqueda por romper barreras, crear algo nuevo y alzar cada vez más alto su nombre, ha llevado a Babasónicos a festejar su cuarto de siglo sobre los escenarios.

La agrupación integrada por Adrián Dárgelos, Diego Rodríguez, Mariano Roger, Diego Tuñón y Diego Castellano ha sido catalogada como una de las bandas de rock latinoamericanas más influyentes de la última década, título que ellos atribuyen a su innovación inmortal.

“Sí, es un premio al tesón, al emprendimiento, al tesón que le ponemos, siempre estamos buscando algo que consideramos… somos viajeros, eso es lo importante, que uno agarre el camino que siente que tiene que ser”, considera Diego Tañón, tecladista de la agrupación.

“Simplemente estamos todo el tiempo proponiendo, tras la novedad”, agrega Diego Castellanos, el hombre tras la batería.

Es la vida misma y la música en el aire el motor de su creatividad a la hora de componer, sin embargo, a pesar de plasmar su esencia en cada hit, aseguran que no hay ninguno en especial que los pueda definir por completo.

“Hay una suite en la que juntamos nuestra tendencia. Hicimos toda una obra; va pasando por cuatro canciones, es como un resumen de un aspecto. Esa suite, es de ‘Deléctrico’, ‘Los calientes’, ‘Muñeco’…, en un mismo track. La primera canción, digamos, esta cantada sobre la base de ‘coralcaraza’ […] Hicimos como mezclas de cosas que se tenían que mezclar, canciones que se pueden combinar”, dice Castellano.

La respuesta no es una sorpresa, pues para ellos ‘el pasado, pasado está’ y no piensan en estancarse y señalar un aspecto que los muestre tal cual son, sino que siempre buscan reinventarse a como dé lugar. Basta con ver que para ellos el que consideran su álbum más emblemático es ‘el próximo’.

No ha sido fácil

Sonará trillado, pero 25 años se dicen fácil, sin embargo, en el mundo musical no solo son complicados, sino que las adversidades surgen a cada paso que se da, sin importar hacia donde, sin importar si eres Babasónicos, pero todo eso lo han logrado afrontar escudados por la pasión que los une.

“Lo malo de dedicarte a la música es que todo está en contra, digamos. Todo está absolutamente en contra cuando empiezas y 25 años después. Entonces lo más importante es relajarte, proponer, y mantener las expectativas tranquilas porque creo yo que las cosas son como son, pero después de recordar 25 años de carrera te das cuenta de que es hermoso hacer lo que te gusta”, destaca Tuñón.

Y es por lo anterior que de este cuarto de siglo lo que sus integrantes más han disfrutado es pensar en la posibilidad de tener un buen futuro mientras se enfocan en pasarla bien y ‘disfrutar de las estadías de las situaciones’.

Sus primeros pasos en México

Como es de suponerse, las anécdotas nunca faltan en la historia de una banda, y Babasónicos no es la excepción al caso. Tuñón y Castellano echaron un vistazo al baúl de los recuerdos sacaron una de las más recordadas entre ellos.

“Estamos plagados de anécdotas, pero lo primero que se me vino a la mente es haber llegado acá gracias al señor Robby la primera vez, bajar del aeropuerto e irnos directo al CU con la maleta. Veníamos de tocar en Los Ángeles, veníamos de grabar un álbum llamado Dopadromo, y de pronto bajar del aeropuerto y ver a toda esa cantidad de gente, o sea conocer a la raza del DF inmediatamente… ya éramos locales, digamos, en media hora en el DF supe que estaba pasando algo, no te digo que iba a creer que 21 años después iba a seguir estando acá, pero realmente se sentía algo increíble y bueno, ahí conocimos a las víctimas del Dr cerebro, a Café Tacvba. Todo en media hora, éramos como si hubiéramos nacido aquí”, cuenta Tuñón.

“Es una como un lugar donde la gente sueña igual que nosotros y no teníamos que explicar los sueños… en Argentina tienes que explicar todo”, agrega.

Ahora Babasónicos ha tenido que acostumbrarse a todo ese halago por parte del público, pues se han convertido en una de las bandas favoritas del rock y para su futuro siguen pensando en seguir viviendo al día, disfrutando cada segundo del presente y no enfocarse en el ‘¿qué va a pasar?’.

Desde adentro de Babasónicos

Actualmente los argentinos se encuentran promocionando su álbum ‘Impuesto de fe (Desde adentro)’, producción con la que aseguran se reinventaron, siempre aferrados a su esencia, para mostrar al mundo, de la manera más breve y detallada, ‘qué es Babasónicos’.

“Es una manera completamente distinta y nueva de las cosas que hacemos. Tratamos de hacer una música… de sustraer toda las canciones, de formular de una forma más ‘minimalista’, hicimos como una reinvención de nosotros”, explica Diego Tuñón, tecladista de la banda.

El camino recorrido para llegar al sonido del disco no fue fácil; la idea que flotaba en la cabeza de cada uno de los músicos tuvo que ser tratada cuidadosamente para lograr el resultado.

“Fue complejo por la calidad que buscamos de las canciones. Nos habíamos propuesto hacer un disco nuevo o hacer esto, entonces pusimos toda la energía que teníamos en tratar de hacer algo nuevo, en relaciones y después también en componer canciones nuevas, pero haciéndolo de una forma completamente diferente a lo que veníamos haciendo siempre, tratando de tocar lo mínimo posible, dando mucho espacio a la melodía, y tocando ambiente, casi ninguna toca el acorde, vamos orquestándonos y cada uno toca una nota diferente al acorde y es como se hace más liviano, más llevadero, más rítmico”, detalló Tuñón.

Uno de los retos más grandes que representó este material fue el hecho de saber que no contarían con una segunda oportunidad a la hora de la grabación; no habría ninguna corrección, tampoco se gozaría de un ‘perdón, me equivoqué’ y mucho menos se podían dar el lujo de un ‘va de nuevo’; no, no era así, esta vez todo era completamente en vivo y tenían que estar preparados.

“Fue un gran trabajo, fueron muchos meses, pero fue difícil, divertido y enriquecedor, muy enriquecedor. Lo iniciamos desde marzo (2015) y recién se grabó en noviembre (2015). Y sobre todo lo que lo hizo tan complejo, pero lo hizo muy efectivo al proyecto, fue que como es un programa de televisión había que ensayar, que todo sucediera muy bien. Estuvimos dos semanas metidos en el estudio, haciendo como si estuviéramos haciendo el programa de televisión, entonces al momento de grabar todo el disco hicimos el performance en un solo momento. Logramos esa perfección cinematográfica, digamos, por hacer ese trabajo tan minucioso.”, cuenta el dueño de los teclados.

Por su parte, Castellano asegura que uno de los secretos fue dejar a un lado todo lo que suele acompañarlos en un show común y enfocarse solo en lo elemental.

“Habitualmente, uno cuando se presenta, siempre con la música trata de llenar el espacio y provocar una energía muy fuerte, interesante; en este caso nos sustraemos de todo eso y tratamos de solo emitir el gesto elemental”.

Respecto a la nueva era de la venta de música digital, los músicos aseguran no estar en contra del formato, pues éste se acomoda a las necesidades.

“La crítica que yo diría es que no suena tan bien, eso molesta un poco a veces. En ese aspecto a mí me preocupa, a mí me encanta que un chico en Taiwan, en Tanzania, en lo que sea, el día que sale lo pueda escuchar, eso me parece genial, pero me gustaría simplemente que mejore la calidad.”, considera Tuñón.

Por su parte, a Castellano le preocupan otros aspectos, como el constante almacenamiento de música en los dispositivos.

“Es algo muy inmediato, llega al instante a cualquier parte del mundo, en cualquier lugar, por la situación de movilidad, pero después a posteriori la calidad o la forma de almacenar y acceder a la música dependes directamente de la tecnología y de la innovación, no solo lo digo yo, somos los de otra época de la música en vinilo, en cassette, después en CD, y vos por ejemplo agarras un vinilo de hace 50 años, lo pones y suena como hace 50 años. Además, yo me pregunto… yo tengo la música en mi teléfono, y no te digo de hace 50 años… dentro de 10 años sí, pero el problema que hay ahora es el almacenamiento de la música, ¿cómo se ha preservar en el futuro?, se cuestiona al músico.

**El pasado mes de abril Babasónicos estuvo en Monterrey como parte de la edición 2016 del Machaca Fest. Ahora la agrupación se prepara para su show en el Vive Latino el próximo mes de marzo.

Click to comment

Lo más visto

To Top