Polyphia en Monterrey: un deleite musical

0 53

La banda texana dio una verdadera cátedra musical anoche en el Café Iguana.

Este domingo 11 de febrero hubo actividad en el Café Iguana de Monterrey con la presentación de Polyphia.

La jornada empezó desde poco después de las 7:00 de la noche, con la presentación de la banda local Basic Land, quienes lograron aprovechar el tiempo para exponer su propuesta musical ante cientos de fans que recibieron agrado las canciones que interpretaron.

Después tocó el turno a The Constructor, banda también originaria de Monterrey, poseedora de un interesante estilo que mezcla el hard core, metal y rock progresivo, generando una gran respuesta de parte de los asistentes.

Poco después de las 8:40 de la noche tocó el turno a Simiocidio, banda duranguense que ejecuta un rock por completo instrumental, en el fluyen elemento de rock, jazz y metal, complementándolos con una fuerte presencia escénica por sus atuendos y máscaras de primates.

El último acto abridor correspondió a Neural FX, experimentada agrupación de Monterrey conformada por Antonio Vázquez, Rene Montt, Ricardo Ayala y León Tinoco, quienes en cerca de 25 minutos confirmaron por qué son una de las bandas más solventes de la escena regia, pues poseen una calidad técnica incuestionable y derrochan energía en cada uno de los temas que interpretan.

Fue cerca de las 10 de la noche cuando llegó el momento de Polyphia, agrupación originaria de Texas, Estados Unidos, formada en 2010.

Por espacio de una hora y quince minutos dieron un repaso de sus mejores temas, en los que el virtuosismo salta de inmediato al oído. Polyphia representa un dolor de cabeza para los amantes de ponerle etiquetas a la música, ya que su estilo es difícil de clasificar, pues existen elementos de metal, de jazz y de rock progresivo, estilo que ha quedado plasmado en dos álbumes y dos EP’s.

“Euphoria”, “Champagne” y “Goose” fueron algunos de los temas que sonaron en esta presentación, en donde la banda se mostró contenta con la respuesta de los cientos de fans, quienes en todo momento celebraron los gestos técnicos de los integrantes de la banda.

Dos guitarras, un bajo y batería le bastan a Polyphia para crear canciones verdaderamente impactantes y de complejas estructuras, en donde la voz y la letra no entran, dejándo el total protagonismo a la música.

La banda se despidió del público regio luego de una hora de show, pero volvieron ante la insistencia de los fans, quienes corearon su nombre al grito de “olé, olé, olé”, para cerrar su presentación con “Finale”, consiguiendo un show redondo que dejó complacidos a los que se dieron cita en el Café Iguana.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.