Woodstock se va Pa’l Norte

0 54

Un recuento de cómo la ciudad de Monterrey se convirtió en un imán para festivales.

A sólo unos cuantos años del resurgimiento de los festivales dentro de la escena musical de la ciudad, el movimiento popularizado en Estados Unidos se ha vuelto una tendencia arrasadora con pocas probabilidades a desaparecer o incluso a disminuir.

Pa´l Norte logra un enorme acontecimiento en el que se mezclan diversos géneros musicales.

Este 20 y 21 de abril, la ciudad de Monterrey temblará una vez más ya que se realizará por séptima ocasión el festival Pa’l Norte.

Ha sido revelado el cartel de lo que será uno de los conciertos más memorables del año, intrigando a saber cómo hemos llegado a ser un lugar digno de conciertos y festivales internacionales luego de estar desaparecidos por años.

La fiebre desencadenada por Woodstock y Summerfest inspiró a organizadores mexicanos para crear el Festival de Rock y Ruedas en Avándaro de 1971.

Su impacto repercutió tanto en el sistema político que, para prevenir movimientos sociales, se tomaron medidas para disminuir al máximo las congregaciones musicales y proyectos relacionados con el rock.

Después de años de espera, el 9 de octubre de 1981, la Sultana del norte se convirtió en la ciudad que albergó uno de los primeros grandes conciertos
celebrados en nuestro país a cargo de Queen.

Esto invitó a artistas internacionales como Rod Stewart a realizar por primera vez presentaciones en Monterrey y el resto de México.

La ciudad de Monterrey no fue ajena a estos eventos a partir de entonces. Soda Stereo, The Cure, Guns n’ Roses, Bon Jovi y demás artistas llegaron a la capital de Nuevo León en los noventa.

La demanda por estos espectáculos hizo posible la creación de recintos como el Auditorio Fundidora en 1994 y la Arena Monterrey, una vez iniciado el nuevo milenio.

El rock sigue presente en la escena festivalera con el Machaca; Northside Rock Park Meeting Fest; el recién llegado Mother of All Fest; y el veterano Monterrey Metal Fest, que abrió la puerta a festivales musicales de metal para nuestro país como el Hell & Heaven Metal Fest, que se posiciona al nivel de festivales extranjeros como el Wacken Outdoor Fest y Download.

A partir de la primera década de este siglo una nueva ola de festivales ha surgido y, con seis años en la mente de los fanáticos de la música, el festival Pa’l Norte se consolida como el evento de mayor crecimiento en su tipo.

Su primera edición fue el 24 de noviembre del 2012 en el Parque Diego Rivera
con una audiencia de 35 mil personas y ha sido reubicado al Parque Fundidora
en el que reunió a más de 150,000 personas el año pasado.

Se registró público que viajó de ciudades fronterizas de Estados Unidos para asistir al evento, así como personas de Colombia, Guatemala y El Salvador.

Una cifra que será superada este fin de semana con más de 220 mil asistentes.

Pueden ser conciertos en recintos para cientos de personas como el Café Iguana y Escena, o eventos masivos donde las cifras de asistencia llegan a superar los seis dígitos las que dejan en claro un mensaje: pedimos (y seguiremos pidiendo) música.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.