Banner TMMF

Debate entre Lésper y grafiteros termina en pastelazo

0 19

La controversial crítica de arte participó en un debate sobre grafiti en la Ciudad de México y terminó siendo víctima de una agresión.

Una de las figuras más controvertidas de la escena cultural mexicana es Avelina Lésper. La crítica de arte y escritora es conocida por ser una de las voces más críticas (válgase la redundancia) hacia el llamado arte contemporáneo y otras corrientes como el grafiti.

Precisamente desde hace un tiempo a la fecha, Lésper ha sido el blanco de señalamientos y agresiones por parte de grafiteros, quienes rechazan los severos planteamientos de la también columnista, quien rechaza el sentido artístico del grafiti.

Hace unas semanas apareció un grafiti en una pared de la Ciudad de México, en el que se hace mofa de ella, con la leyenda: “Avelina Lésper: ¡me la pelas!”.

Por este motivo, ella invitó a los grafiteros a un debate abierto, el cual finalmente se realizó éste sábado en el Museo de la Ciudad de México.

El debate fue tenso de principio a fin y los asistentes, en su mayoría seguidores del grafiti, estuvieron interrumpiendo en varias ocasiones a la crítica.

“Antes del encuentro hubo intentos de sabotaje y corrió la versión de que se había cancelado. Lanzaron cartas con declaraciones que yo nunca hice; según algunos grafiteros, no querían asistir al diálogo porque yo los insultaba y los agredía, y eran víctimas de lo que yo decía de ellos. La enorme contradicción fue que una vez que estábamos en el debate, los gritos, las agresiones verbales y las interrupciones fueron constantes. Había tal cerrazón que ni siquiera alcanzaban a escuchar mis argumentos; era simplemente un golpeteo constante en lo que tuvo que ser un diálogo”, declaró Lésper.

Por un lado estuvo Guillermo Heredia, grafitero que planteó cuáles son las bases del grafiti y desde ahí desarrollo una defensa del arte callejero.

En contraparte, Lésper hizo puntuales críticas, al grado de cuestionar el que se le llame “artista a todo el que tenga un bote de espray en la mano”.

Indicó que los grafitis en nuestro país carecen de originalidad en su mayoría, siendo prácticamente copias de los realizados en Estados Unidos.

El debate terminó tras cerca de 3 horas de ríspido duelo de opiniones. Tras esto, la colaboradora de Milenio fue víctima de una agresión, la cual fue narrada por ella misma.

“Al final, hablando para las cámaras de MILENIO, dos mujeres me empezaron a jalar del cabello, empezaron a amenazarme diciendo que a qué le tenía miedo. Cuando salgo del recinto, se acercó un tipo con enorme violencia, me aventó un pastel, me golpeó de la fuerza con la que lo hizo y me tuve que ir huyendo”.

Por su parte, el Museo de la Ciudad de México emitió un comunicado en el que rechazó las agresiones.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.