Alice in chains: portentosa armonía vocal.

0
141

La perfección en la dupla vocal de Layne Staley y Jerry Cantrell fue factor clave en el éxito de Alice in chains.

Alice in chains no es una banda cualquiera, 5 álbumes de estudio, millones de discos vendidos, épicas giras, emotivos e intensos conciertos alrededor del mundo, escándalos y muerte han sido parte de los elementos que se conjugaron en la apasionante historia de la banda. Pero hay un facto clave en el éxito de Alice in Chains: el perfecto juego de voces de Layne Staley y Jerry Cantrell.

En efecto, la armonía vocal lograda por ambos en los primeros 3 discos es, simplemente, fascinante. De hecho la historia de Alice in chains surge precisamente cuando Layne y Jerry se conocieron en 1987; de inmediato hicieron “click” en cuanto a gustos musicales y objetivos y de inmediato trabajaron en el proyecto que iría creciendo de manera imbatible, logrando su debut discográfico en 1990, titulado “Facelift”. Ya desde este álbum apreciamos a una mancuerna vocal alucinante, cosa que se repetiría en “Dirt” (1992) y “Alice in chains” (1995), más los EP’s “We Die young” (1990, un mes antes de “Facelift”), “Sap” (1992) y “Jar of flies” (1994)

La versatilidad lograda es notable, a veces la pareja generaba armonías tétricas, oscuras, en otras ocasiones alcanzaban niveles de melancolía brutales, incluso aires casi celestiales. Pocas mancuernas vocales rockeras han alcanzado lo logrado por Cantrell y Staley, ese grado de emotividad, poderío, oscuridad, melancolía. Desafortunadamente esto duró poco, ya que en 2002 Layne murió, víctima de las drogas a las que no pudo vencer jamás, dejando un legado imborrable, que aun hoy en día permanece más que vigente.

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here