Connect with us

Historias del Rock

Historias de Rock: El escupitajo que creó el muro pinkfloydiano

Published

on

Hace 40 años surgió la idea de crear el concepto The Wall, con el cual Pink Floyd lograría uno de los mayores logros de su historia.

Corría el mes de julio de 1977 y Pink Floyd se encontraba de gira por varias partes del mundo con su Tour In the flesh, dentro del marco de la época del álbum “Animals”.

Pink Floyd se mantenía como una de las pocas bandas de finales de los 60’s que se encontraba en buen momento, a pesar del surgimiento del movimiento punk que buscaba contrarrestar la grandilocuencia de la onda progresiva.

En estas circunstancias, Pink Floyd se encontraba pasando por varios conflictos al interior de la banda y a nivel personal, contrastando con la fama, el dinero y el éxito comercial.

Roger Waters, en el Estadio Olímpico de Montreal, 1977.

En lo particular, Roger Waters no se sentía a gusto con las monstruosas giras y los conciertos de estadio, sentía que se estaba perdiendo la magia y que los fans se habían convertido en algo detestable para él. Estaba harto de sus seguidores, estaba harto de la fama.

“La gente ya no importaba, sólo nos interesaba cuánto dinero recaudábamos. Me sumergí en una atmósfera de ego y avaricia. La conexión con el público se había ido, era insoportable estar sobre el escenario”, llegó a declarar el bajista tiempo después.

Póster del concierto que cambiaría la historia de Pink Floyd.

Esto llegó a su punto crítico durante un concierto en el Estadio Olímpico de Montreal, Canadá, celebrado en el 6 de julio de 1977. Durante un momento determinado del concierto, un grupo de fans no dejaban de gritar pidiendo canciones, incluso uno de ellos trató de acercarse demasiado al escenario, el cual tenía todo el concierto exigiendo a gritos que tocaran “Careful with that Axe, Eugene”, hasta que Waters no pudo soportar más ese gesto y le escupió en la cara a la persona en cuestión.

Fue tanta la genialidad y creatividad del polémico bajista que, en vez de avergonzarse o vanagloriarse del hecho, en lugar de enviar un comunicado pidiendo disculpas o tratar de olvidar el incidente, tomó este acontecimiento para crear todo un concepto: The Wall.

Waters pensó que sería interesante construir un muro en escena, que dividiese a la banda del público, para generar un aislamiento completo ante la gente, que representaría también los muros que cada uno de nosotros construimos para aislarnos de nuestros miedos, preocupaciones, traumas y fantasmas.

Cuando desarrolló la idea y la comentó con Nick Mason, Rick Wright y David Gilmour, estos pensaron que, literalmente, Roger había enloquecido: ¿Cómo carajos vas a aislarte del púbico? ¿Cómo va a construirse un muro en el escenario? ¡El púbico tomaría ese gesto como un insulto y se alejaría de la banda!

Al resto de Pink Floyd no le quedó de otra más que confiar en la locura de Waters, a final de cuentas la locura había guiado a la banda desde el principio de su historia.

El resto lo sabemos todos: en 1979 salió el álbum doble “The Wall”, el cual rompió records de ventas, se convirtió en un éxito mediático y trascendió al cine y al teatro, convirtiéndose en una obra cumbre de la cultura pop, que permanece más que vigente hasta nuestros días.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Historias del Rock

Historias del rock: ¿De dónde salió el nombre de “Alice Cooper”?

Published

on

¿Qué hay detrás del nombre que hoy ostenta el legendario cantante originario de Detroit?

La historia detrás de los nombres artísticos de los grupos de rock a veces es poco conocida o está llena de suposiciones equivocadas y uno de estos casos es el de Alice Cooper.

Por principio de cuentas, Alice Cooper no inició siendo el nombre artístico del cantante Vincent Damon Furnier, fue más bien el nombre de la banda que este lideraba.

Alice Cooper fue el nombre que tuvo que adoptar la banda de The Nazz, surgida en 1964, ya que 4 años después tuvieron problemas con el registro del nombre, pues ya había otro grupo llamado The Nazz tocando en Estados Unidos.

La banda Alice Cooper estuvo conformada por el mismo Furnier en la voz, Glen Buxton y Michael Bruce en las guitarras, Dennis Dunaway en el bajo y Neal Smith en la batería.

En 1974 el grupo se encontraba en una profunda crisis interna, tras años de giras extenuantes y éxitos y caídas musicales, lo que llevó a Furnier a romper definitivamente con sus compañeros y continuar su camino en solitario.

Para continuar usando el nombre artístico cambió su nombre personal legalmente, para llamarse ahora Alice Cooper y así evitar problemas jurídicos con sus excompañeros.

¿De dónde carajos salió el nombre “Alice Cooper?

Aclarado el punto de qué o quiénes son Alice Cooper, vamos ahora con el origen de este nombre.

Durante mucho tiempo se manejó la fascinante historia de que el nombre artístico en cuestión surgió durante una sesión de Ouija.

Supuestamente en esta jornada mística participaron los integrantes del grupo y una amiga de ellos, cuya madre era vidente y la dueña de la tétrica tabla.

Al pedirle al espíritu contactado que se presentara, la tabla marcó que estaban hablando con Alice Cooper, una niña que murió a los 12 años en 1636.

El espíritu les contó que en vida había sido una niña especial, ya que escuchaba voces y que su hermana mayor le enseñó a manejar ciertos aspectos de brujería.

Murió al beber veneno, después de haber perdido a sus padres en un incendio y a su hermana, quien fue quemada en la hoguera por sus dotes místicos.

Te podría interesar: Alice Cooper en Monterrey 1980

Esta exótica historia fue desmentida años después por el mismo Alice Cooper, quien indicó que simple y sencillamente fueron las primeras dos palabras que le vinieron a la mente al momento de buscar un nuevo nombre para el grupo.

“Podría haber dicho Jennifer Smith o Mary Truesdale, pero se me ocurrió Alice Cooper. Fue el primero que se me ocurrió. El nombre de Alice Cooper evocaba a una asesina del hacha. Me recordaba a Lizzie Borden”, reconoció el cantante hace años.

Continue Reading

Historias del Rock

Historias de Rock: ¿Papá e hijos en una banda de rock? Sí, VDC

Published

on

Las Víctimas del Doctor Cerebro están integrados por tres hermanos y su respectivo padre.

Que haya bandas de rock formadas por hermanos es algo no tan común pero que sí sucede, muestra de esto son Oasis, AC/DC, Creedence, Kings of Leon, y ya en el caso de México Enjambre, Gran Silencio y otros, pero que un grupo esté conformado por padre e hijos es algo difícil de ver.

Pues en México hay un caso muy particular, en el que se da esa situación: papá y tres hijos en el mismo grupo, se trata de Las Víctimas del Doctor Cerebro (¡Shooow!).

Foto: Alvarrock García / Monterrey Rock

El antecedente directo de este pintoresco grupo es el no menos llamativo proyecto Tecnopal, el cual fue formado en 1987 por Romualdo Flores, mejor conocido como “El Chipotle”, y Ricardo Flores, alias “El Abulón”.

Foto: Alvarrock García / Monterrey Rock

En 1990, los Flores reforman el proyecto, cambiando el nombre a Víctimas del Doctor Cerebro. La transformación incluía cambio de sonido, dejando atrás las atmósferas electrónicas para acercarse a un sonido que representaba más sus influencias: un rock más crudo y directo.

Para lograr esto, la alineación de músicos también cambió, incluyendo la llegada de un miembro de la familia, Arturo Flores “El Tuco”, en el bajo, hijo de “El Chipo”.

Por si esto fuera poco, tiempo después se une a las Víctimas del Doctor Cerebro un miembro más de la dinastía Flores, el intrépido “Ranas”, también vástago del veterano saxofonista.

La banda, a pesar del paso del tiempo, se mantiene más que activa y vigente, tocando en conciertos y festivales de alto calibre, teniendo hasta la fecha ocho discos en su trayectoria, cosa difícil de lograr en la tan golpeada industria discográfica mexicana.

Continue Reading

Historias del Rock

Historias del rock: Cuando Sting trató mal a una fan con la que después haría un dueto

Published

on

Una cantante famosa ventiló que el exlíder de The Police no la trató muy bien al pedirle una foto, después ambos unirían sus voces.

Todos hemos sido o somos seguidores de algún artista en particular, por quien daríamos lo que fuera por un autógrafo o una fotografía y cuando lo logramos nos llenamos de alegría… o de decepción, así le pasó a la cantante Gwen Stefani con Sting.

La cantante que se dio a conocer con No Doubt publicó hace tiempo una fotografía en la que aparece ella, siendo una adolescente, pidiéndole una firma a Sting, imagen que data de 1983.

Stefani contó que en esa ocasión Sting se portó “bastante altivo”, digamos que muy arrogante, cosa hasta cierto punto lógica, ya que en ese momento The Police se encontraba en el punto más alto de popularidad gracias al tema “Every breath you take”, del álbum “Synchronicity”.

El tiempo pasó y Stefani se convirtió en una artista de talla mundial. El destino llevó a ambos a coincidir y la rubia cantante le contó la anécdota a Sting, quien lo tomó con muy buen humor.

Así son a veces de intensas las vueltas que da el mundo.

Continue Reading

Te recomendamos