El cantante de Led Zeppelin, Robert Plant, vivió uno de los peores dolores de la vida: la muerte de su hijo.

Led Zeppelin, la banda conformada por John Paul Jones, Jimmy Page, John Bonham y Robert Plant, vivió 12 años cargados de buen rock, excesos, logros, escándalos, rumores y tragedias; en este último rubro, se presentaron varias situaciones, las cuales varias personas adjudicaron a un posible pacto con el Diablo, a la afición de Page por lo esotérico y el satanismo, entre otros rumores.

El detalle es que la banda pasó por varios momentos trágicos y dolorosos que les marcaron como grupo y como personas, uno de estos hechos es el extraño fallecimiento del pequeño hijo de Robert Plant. Resulta que en 1977, después de haber sufrido un receso de actuaciones en vivo ante un gravísimo accidente automovilístico sufrido por Robert y su familia, Led Zeppelin estaba por reanudar sus presentaciones en directo, iniciando en territorio estadounidense.




Ante esto, el 26 de julio del año mencionado, la banda y su staff se encontraba en Nueva Orleans, de repente Robert Plant recibió una llamada de su esposa Maureen, la llamara en cuestión traía malas noticias: Karac, hijo del cantante de Led Zeppelin, estaba muy grave de salud, no sabían la causa de esto; 2 horas más tarde, una segunda llamada dejaría en shock al vocalista, el pequeño de 5 años había fallecido. Esto llevó a la banda a cancelar el resto de la gira y el “Dios dorado” jamás volvería a ser el mismo.

Al realizar la autopsia se determinó que el pequeño Karac falleció de causas naturales, debido a una infección estomacal aguda no identificada; de hecho una semana antes, Carmen, la otra hija de Robert Plant, había padecido una gastroenteritis aguda, la cual se pudo controlar, al parecer le había aquejado el mismo virus que llevó a Karac a la muerte.

El golpe para Robert Plant fue (lógicamente) devastador, pero también impactó de lleno en la dinámica interna de Led Zeppelin, no sólo en cuanto al receso de actividades, sino también en cuanto a la relación de los integrantes de la banda, esto debido a un detalle bastante llamativo: el único integrante del grupo que acudió al funeral de Karac fue John Bonham, los otros 2 miembros, John Paul Jones y Jimmy Page no fueron a brindarle su apoyo su compañero en desgracia, hecho que no cayó nada bien Robert.

De este hecho tan doloroso surgió uno de los mejores temas de Led Zeppelin: “All my love”.

Noticias relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here