Historias del rock: Queen y “zapatazos” mexicanos.

0
2768

Queen se presentó en Monterrey y Puebla, en octubre de 1981.

La historia de los conciertos en masivos en México es, hasta cierto punto, joven. Prácticamente fue en los 90’s cuando comenzaron a darse estos eventos con mayor frecuencia, esto derivado de que el Gobierno mexicano y las administraciones estatales no daban permisos para la realización de conciertos masivos, todo ante la mala (falsa) imagen que dejó el festival de Avándaro y ante el rasgo represivo que mantuvieron durante mucho tiempo estas autoridades.

Pero en octubre 1981, una banda de rock de época llegaba a nuestro país, para marcar un importante precedente en materia de conciertos: Queen. El cuarteto conformado Brian May, Roger Taylor, Freddie Mercury y John Deacon, trajo su “The Game Tour” a Monterrey y Puebla, excluyendo a la capital del país por las razones arriba mencionadas.

El primer show fue en Monterrey, el 9 de octubre de 1981; las crónicas dicen que fue un concierto apoteósico, maravilloso, en el que Queen se entregó por completo en el escenario y el público se comportó a la altura, solo hubo algunos detalles mínimos antes del show, ya que los organizadores se vieron rebasados por la magnitud del evento, pero nada de cuidado.

Las siguientes 2 fechas fueron en Puebla, el 17 y 18 del mismo mes. Ahí la cosa cambió, ya que el caos fue mayor, aunque a final de cuentas los conciertos terminaron por realizarse. El aspecto más negativo se dio durante el primer concierto en territorio poblano: cuando Queen inició la ejecución del clásico “Another one bite the dust”, Freddie Mercury salió al escenario con un enorme sombrero mexicano de paja, en señal de afecto hacia el público ahí reunido, pero tal parece que la gente lo tomó de forma completamente opuesta, lo vieron como una ofensa, como un gesto de burla y la respuesta no se hizo esperar, y comenzaron a aventar todo tipo de objetos al escenario, destacando la gran cantidad de zapatos que empezaron a volar hacia Mercury.

Los integrantes de Queen no evitaron mostrar su (comprensible) enojo, pero como profesionales continuaron con el show. Al terminar el concierto, Freddie Mercury se despediría con agradecimientos sarcásticos: “¡Muchas gracias, Puebla!, ¡México thank you for the shoes, adiós amigos, mother fuckers, good bye, you bunch of tacos!”, dicen que dijo el gran cantante.

Al día siguiente, el tercer concierto en suelo mexicano de Queen se dio con un poco más de control, mostrándose la banda a gusto sobre el escenario, como si el incidente de la noche anterior no hubiera tenido importancia.

Así las cosas durante el 17 de octubre de 1981 en Puebla: zapatazos mexicanos a 4 majestuosos rockeros extranjeros, todo por un sombrero gigante de paja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here