Connect with us

Aniversarios

Los Auténticos Decadentes: 30 años en ascendencia.

Published

on

decadentes-en-escena-monterrey-30aniversario

Los Auténticos Decadentes festejaron en el Escena Monterrey sus 30 años de carrera con una gran fiesta que pocos olvidarán.

Fue en 1986, cuando cuatro amigos jugaban a componer, soñaban con ser una banda y querían tocar la guitarra todo el día. Hace ya 30 años que Cucho, Gastón, Nito y Jorge emprendieron el viaje, la profesión que millones quisieran y sólo pocos la consiguen: la de ser músico, viajar por el mundo, bailando y haciendo cantar a la gente con temas tan sinceros como la vida misma.

Los Auténticos Decadentes, sin duda son referente del rock fusión o alternativo, en Latinoamérica. A través de las décadas han dejado un legado gigante de música en la que chicos, grandes y muy grandes han disfrutado de la fiesta que sólo ellos saben hacer, sobreviviendo a la transición de la música en la era digital, y usándola a su favor para tener un acercamiento más próximo con sus fans. Los decadentes están al día en todas las redes sociales (puedes ver al carismático Gastón con su celular arriba del escenario grabando vídeos de Snapchat en pleno concierto).

En 2001, la banda pisó por primera vez tierras regiomontanas, en el festival “Rock en Ñ” donde bandas como: Jaguares, Zurdok, Jumbo, Enrique Bunbury, Ska – P, Babasónicos, entre otras le volvieron a dar color al rock latino y fue ahí que LAD enamoró y conquistó. Desde aquel entonces es de las bandas que más puedes escuchar en bares, o en cualquier fiesta donde gusten de la buena música “en tu idioma”.

¿Y quién no ha tomado como un himno “la guitarra”?, ¿cuántos músicos no han vivido en carne propia la idea de que la gente se enamore de su voz? ¿Cuántas barras bravas no han usado más de una canción de LAD para hacer porras? ¿En cuántas bodas no se ha bailado “el murgero”?

Treinta años de trayectoria para nada es cualquier cosa, mantenerse, renovarse y seguir creciendo es algo que muy pocas bandas han logrado. Creo fielmente que ser versátil, musicalmente hablando, le viene bien a muchos oídos, están los que quieren escuchar un bolero, o algo de ska, rock, cumbia, cuarteto, y están los que escuchan a los decadentes.

En su paso por Monterrey, dejaron eufóricos y extasiados al público regio que desde tempranas horas ya estaban en fila para ser los primeros en poder ver a los oriundos de Buenos Aires. 
Antes de ellos estuvieron los grandes Kapanga, que siempre tienen una excelente respuesta de parte del público, y que por cierto, fueron los mismos decadentes quienes apadrinaron su primera visita a Monterrey. Arrancando con “El Universal”, Mono el genio frontman de la banda no dejó un momento para descansar los pies de quienes apenas estaban calentando para la fiesta que les esperaba después con el plato fuerte.

Le llegó la hora a los estelares de la noche, que decidieron hacer una especie de popurrí de muchos de los temas más fiesteros y bailables para esa primera parte del show. “Como me voy a olvidar” fue el tema con que la presentación empezó, e hicieron un recorrido por toda su discografía. Algunos de los temas que juntaron fueron “corazón”-“diosa”, “autentica” – viviré por siempre”, “la marca de la gorra” – “ya me da igual”, estos mantuvieron a los casi dos mil asistentes bailando y brincando sin parar.

Los enamorados –o des enamorados- corearon a la par del Perro Viejo, “Un osito de peluche de Taiwan”, seguido por el temazo de “el pájaro vio el cielo y se voló” donde todos los celulares salieron al aire para grabar está tan emotiva y predilecta rola de muchos.

“No me importa el dinero”, fue interpretada en la versión con Julieta Venegas, misma que hicieron en sus 25 años, tema inédito donde grabaron un DVD en vivo en el Palacio de los Deportes, donde invitados como: Emiliano Brancciari de NTVG, Mono de Kapanga, Fernando Ruiz Diaz de Catupecu Machu, y Rubén Albarran y Quique Rangel de Café Tacvba (versión estudio) colaboraron para darle vida a este gran concierto, que si no has visto, te lo recomiendo altamente.

Así fue avanzando la noche con dos horas de show y decadentes dijo adiós a Monterrey con “y la banda sigue”, sencillo de su homónimo más reciente álbum, que habla precisamente de todo esto, de los largos años, de tocar, de hacer lo que quieren y vivir de esto, que a pesar de los años, la edad y las circunstancias, la banda sigue, igual de locos que cuando empezaron, así de auténticos y decadentes.

Locutora, melómana, amante de los animales, hippie de corazón y rebelde con causa. La mente clara, y la cerveza oscura. ¿Vamos por pizza?

Aniversarios

Saúl Hernández cumple 54 años

Published

on

Alvarrock García

El cantante y guitarrista de Caifanes, Saúl Hernández, está cumpliendo 54 años.

Una de las figuras más importantes del rock mexicano se encuentra de plácemes, me refiero a Saúl Hernández, quien está cumpliendo 54 vueltas al Sol. En efecto, el líder de Caifanes nació el 14 de enero de 1964 en la Ciudad de México.

Saúl Hernández se ha convertido en un referente del rock mexicano, gracias a una carrera musical de 39 años (de 1979 a la fecha).

Deimos, In Memoriam, Frac, Las Insólitas Imágenes de Aurora, Caifanes, La Suciedad de las Sirvientas Puercas, Jaguares y sus trabajos en solitario conforman esta aventura musical, la cual, claro, no ha sido fácil: excesos, problemas de salud, problemáticas internas en los grupos en que ha estado y los respectivos problemas de la fama han estado presentes en el andar del espigado cantante.

Pero a pesar de todo esto, Saúl Hernández ha sabido mantenerse no solo activo sino vigente, cosa sumamente difícil de lograr, tomando en cuenta los días extraños que se viven en el ambiente musical.

El talento de “El Chato” es innegable, ha sabido crear un estilo de composición muy particular, en el que el uso de metáforas es característico, con el cual ha podido impactar en muchas generaciones.

A pesar de que vocalmente se encuentra mermado (por los problemas de garganta que padeció desde 1995), su capacidad de interpretación le ha ayudado a aminorar esas afectaciones, lo cual se refuerza con el notable carisma que posee.

Claro, Saúl Hernández no es un músico perfecto, tiene sus detalles, pero él es un tipo inteligente que conoce sus limitantes y sabe cómo contrarrestarlas con sus puntos fuertes, de hecho esta me parece que es una de sus grandes virtudes.

Polémico, odiado por muchos, amado por muchos otros más, pero nunca intrascendente, así es Saúl Hernández, una figura indispensable para entender esa cosa llamada rock mexicano.

Continue Reading

Aniversarios

División Minúscula tendrá show de aniversario

Published

on

La banda tocará por completo sus álbumes ‘Extrañando Casa’ y ‘Defecto Perfecto’ en el Café Iguana.

Monterrey.- Este 2016 es un año clave para División Minúscula. La banda originaria de Matamoros, Tamaulipas festeja 20 años de su formación, 15 años del lanzamiento de su primer álbum ‘Extrañando casa’ y 10 años del nacimiento de su disco icónico ‘Defecto Perfecto’.

A inicios de noviembre División ofreció un concierto en el Auditorio Pabellón M en donde deleitaron a su público con un repertorio que abarcó los temas más emblemáticos de todos sus álbumes, cronológicamente. Sin embargo, tal parece que eso no le bastó a los regios, quienes quieren escuchar de inicio a fin a los dos discos festejados este año.

Es por lo anterior que el próximo 9 de diciembre la banda volverá al Café Iguana para ofrecer una velada que deje más que satisfechos a aquellos seguidores que desde un inicio los han adoptados como regios.

La banda invitada para el show es Niña. El evento es dirigido al público de todas las edades y la preventa se encuentra en 250 pesos y $350 en taquilla.

dm

Continue Reading

Aniversarios

División Minúscula tomó el control de Monterrey en su 20 aniversario

Published

on

Con ‘Secretos’, División Minúscula alzó sus voces entre frenesí y éxitos para festejar en Monterrey sus 20 años de trayectoria.

Monterrey.- Sus voces nunca se callan, y es por eso que tras 20 años haciendo ruido y trayendo éxitos, División Minúscula festeja a lo grande, y es que el 2016 está lleno de razones por las cuales echar la casa por la ventana: la banda originaria de Matamoros (pero adoptada por Monterrey) además de festejar su 20 aniversario, también cumple las 15 primaveras de su primer álbum, ‘Extrañando casa’, además recientemente hicieron su primer Auditorio Nacional. Por ello y mil razones más, la banda toma el control y celebra a lo grande con su tour Secretos, donde también promocionan su recién estrenado EP.

El turno de vivir aquella fiesta llena de frenesí llegó para Monterrey la noche del viernes en el Auditorio Pabellón M, donde alrededor de 3 mil almas pudieron revivir pasajes de su adolescencia y echar a andar la nostalgia que cada éxito de la banda saca a relucir.

Sin preámbulos ni banda abridora, pasadas las 21:00 horas subieron Javier, Kiko, Luque, Ricci y Efrén al escenario, cada uno tomando su instrumentos y calentando motores mientras se ajustaban detalles.

Al fondo de la tarima adornaba una enorme manta simulando una carretera que llevaba escrito el nombre de su EP, Secretos, y fue justo con los temas de éste con los que inició la velada. “Día de juicio” dio el banderazo, y a esta siguieron los temas “Frenesí”, “Sin nombre”, “Secretos” y “Miss Terrorista”.

Al término de la última canción de su EP, comenzó a ascender la enorme manta del escenario, dejando paso a una que plasmaba la portada del icónico “Extrañando casa”, es ahí donde el mundo entero encendió el foco sobre su cabeza y se percato de qué era lo que vendría para las próximas horas: un recuento de su historia musical a través de sus álbumes.

“¿Cómo están, Monterrey? Es muy bonito ver caras conocidas que estuvieron hace 15 años”, expresó Javier y dio paso al viaje musical.

El primer set lo conformaron éxitos de antaño como “Simple”, “Televidente”, “Feliz primer aniversario”, “Hombre nuevo” y “Extrañando casa”, tema que le da el nombre al disco.

“Voy a levantar mi vaso para celebrar 10 años de este disco […] ha sido mucha celebración de División Minúscula; 15 años de Extrañando Casa, 10 años de Defecto Perfecto, y 20 años de que Kiko y yo formamos esta banda; los amigos crecen, la familia crece”, expresó Blake emocionado.

“Monterrey es nuestra casa y eso lo saben de entrada… ¡Salud!”, agregó para cerrar su brindis.

Tras culminar la primera parte, la manta desapareció para darle paso a una que mostraba a un felino con alas, representando su faceta en ‘Defecto perfecto’, su álbum icónico. Para este momento se eligieron los éxitos “Veneno es antídoto”, “Cada martes”, “Sognare”, aunque en un formato más tranquilo y acústico, donde la voz del público era la líder, “Me tomé una pastilla” y “Crimen”. (Así es, “Sismo” fue la gran ausente… pero a eso voy).

A la noche llegó Sirenas en medio de ovaciones e intriga sobre qué es lo que se escucharía. Los temas elegidos para el set fueron “Control”, “Tan fuerte… tan frágil”, “Nuestro crimen”, “Muriendo en un simulacro” y por supuesto “Luces de esta ciudad”, que la banda dedicó a todos los regios.

Aunque todo mundo esperaba que comenzaran los temas de ‘Divisón’, lo siguiente en vivirse era un set acústico. Mientras algunos de los integrantes de la banda se dieron un breve break, Javier tomó su guitarra acústica y echó a andar “Préstame tu piel” y “Año nuevo”. Luego, “Casa de cristal” fue tocada con unos arreglos más al estilo country, cosa que encantó al público. Para cerrar el bloque tranquilo, los suspiros se apoderaron del ambiente con “Cursi”.

Ahora sí llegó el turno de ‘División’; “Humanos como tú”, “S.E.D.” y”Cazador de sueños” hicieron lo suyo, , y aunque parecía que aún faltaba más, con “Diamantina” Blake pidió un aplauso para cada uno de los integrantes, dio las gracias y todos bajaron de la tarima, pero… ¿A quién querían engañar? Faltaban dos canciones, prácticamente obligadas, una de ellas casi su emblema.

Enmedio de aplausos y gritos, la banda volvió a subir, y claro, los acordes de “Sismo” comenzaron. Los saltos y ‘empujones amistosos’ comenzaron en la zona vip, donde el público estaba de pie, provocando un sismo de alegría y rock. Seguido al tema llegó ahora sí su despedida con “Voces”, para dejar claro que sus gargantas cantarán y nunca callarán.

Así, tras 30 canciones en casi 3 horas, División Minúscula festejó a más no poder aquella ‘división’ que ha prevalecido por 20 años, ese sentimiento de dividir momentos entre fan e ídolo, dividir conciertos, dividir canciones, dividir facetas, y sobre todo dividir esa alegría de crecer, pues División creció a la par de sus fans, quienes ya no tienen 15 años, y esa noche, fieles como siempre, se encontraban coreando una a una sus canciones.

Continue Reading

Te recomendamos