Morrissey en Monterrey: entrega e intensidad

0
129

Intenso y emotivo fue el show que brindó Morrissey, anoche, en el Auditorio CitiBanamex de Monterrey.

Sí, fue un show emotivo, en donde la entrega del cantante inglés fue contundente, pero el detalle no tan positivo fue la frialdad de un amplio sector de los 4500 asistentes a este concierto.

Después de media hora de videos musicales diversos, las luces se apagaron y el telón del escenario cayó para dar inicio al show del mancuniando.

Morrissey inicio su set de manera generosa y consentidora, ya que abrió con 3 clásicos que han marcado su carrera, ni más ni menos que con “Suedehead”, primer sencillo de su etapa solista, “Alma Matters” y “There is a light that never goes out”, canción surgida de las entrañas de The Smiths, que se ha convertido en una canción atemporal.

A pesar de este inicio sin medias tintas, inexplicablemente una parte del público se mostró un tanto fría. Esto no le importó al ex líder de The Smiths, quien continuó su presentación con “Kiss me a lot”, uno de los temas incluidos en su más reciente producción, para después dar paso a la emotiva “Speedway”.

Por momentos, una parte del público parecía que se encontraba en un cóctel y no en un concierto de rock. A pesar de estos aspectos, lo verdaderamente importante, el concierto en sí, continuó con grandes momentos.

Seguirían “Let me kiss you”, tema en el que cumplió con la costumbre de quitarse la camisa y arrojarla al público; uno de los momentos altos de la noche se daría con “Ouija Board”, para después darle paso a la densa “Meat is murder”, la cual culminó con el mensaje “¿Cuál es tu excusa ahora? La carne es asesinato”.

Morrissey se mantuvo ameno con su público, agradeciendo con pequeñas frases en español, incluso alcanzó a arengar a los asistentes con un “¡Viva Monterrey!”

El momento más emotivo llegaría con “Everyday is like sunday”, canción que fue coreada de manera intensa, para después dar paso a “I will see you”. Cabe destacar el trabajo de cada uno de los miembros de la banda de “Mozz”, ya que cada uno lució impecable en su instrumento.

La parte final del concierto se acercaba, dándose este final con temas clásicos como “How Soon Is Now?”, con sus atmósferas hipnóticas, la dolorosa “You Have Killed Me” y “What She Said”, después de las cuales el británico abandonara el escenario por primera vez.

Galería Fotográfica de Morrissey en Monterrey

De nueva cuenta la frialdad se hizo presente y el público no mostró impaciencia, ni intensiones de hacer regresar al artista, al contrario, algunas empezaron a a abandonar el auditorio, mientras otros continuaban con sus “charlas de café”.

A pesar de esto Morrissey regresó al escenario, e interpretaría una canción más, ni más ni menos que “First of the Gang to Die”, la cual ejecutaron en una versión distinta, un tanto más suave, con la cual se despediría de manera definitiva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here