Panteón Rococó: 20añeros de lujo.

0
2953
panteon-rococo-xx-aniversario-arena-monterrey

Mas que el baile, la música y el mensaje, es la trayectoria, que Panteón Rococó representa al ser una banda estable de 20 años en la escena musical.

Fue en 1995 cuando la rebelión, el mal gobierno y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional escribían la historia que influenciaría a un grupo de jóvenes estudiantes originarios de la Ciudad de México, a interpretar la realidad a la que el país se enfrentaba en ese momento. 


Siendo una estrella roja su símbolo y bandera que los ha guiado en todos estos años, Panteón Rococó es sin duda una de las bandas nacionales que ha trascendido más allá de las fronteras y que su sello musical mezcla lo mejor de los ritmos latinos con el ska y rock.

Algo interesante de recalcar es que la banda tiene dos décadas de trayectoria ininterrumpida, y además cuenta con prácticamente su alineación original. Algo no muy común para una banda con tantos años.

En esta su gira por la república mexicana la agrupación hace un recorrido por los años en sus 7 álbumes de estudio, esta noche decidieron arrancar con su más reciente sencillo “Viernes de webeo”, aunque en esta ocasión fue domingo.

He visto a Panteón los últimos años aquí en la ciudad, incluso en varias ocasiones en DF y Guadalajara, y naturalmente es una banda que gusta, pero no fue hasta el día 29 de Noviembre que vi una presentación inigualable.
Dejando en claro el porque ésta banda es amada hasta del otro lado del charco, los defeños dieron una presentación muy bien armada, desde la producción hasta la coreografía sincronizada de todos ellos que más que músicos, jugaron el papel de un elenco de teatro. 
Muy obstante de que el público y la falta de promoción del mismo evento, dieran mucho que desear, con una asistencia que daba para más, la banda y la banda de músicos, tuvimos una noche para el recuerdo de casi dos horas de paz y baile.

El concierto inició con un video demostrativo con las indicaciones que se le dan a los pasajeros al momento de abordar al avión –sus salidas están a la derecha- pero en esta ocasión se trataba de una sensual aeromoza la que daba indicaciones al público de cómo prepararse para este concierto, un detalle que me pareció muy creativo. Cabe recalcar el patrocinio de la aerolínea Volaris, y que irónicamente nos recuerda el incidente, de hace meses, cuando la banda supuestamente fue discriminada por Interjet al no “ir vestidos apropiadamente” según la aerolínea.

Desde el inicio apareció el primer invitado de la noche: Pato Machete, con el todo el Panteón cantando el casi himno nacional “Andamos armados”. A el le siguieron los Hermanos Caballero, haciendo suyas las percusiones del escenario. Después, hubo un momento bien planeado de la noche cuando Dr. Shenka, vocalista de la banda, pregunta al público: ¿Qué canción quieren escuchar?, entre gritos y muchos títulos de canciones, el vocalista repite “¿Amargo adiós? ¿Esa quieren escuchar?” La banda empieza a tocar y del fondo del escenario entra Big Javi con su incomparable voz, y en los teclados Homero Ontiveros de Inspector. Seguido a ellos apareció David Maligno, uno de los más prolíficos guitarristas del país. También estuvieron invitados: Pliego Villa, bajo de Kinky, Beno y Gallo de Genitalica, todos ellos grandes talentos de Monterrey, lo cual hizo más especial la velada preparada por los 20añeros de lujo.



No podía faltar el mensaje consiente de parte de toda la agrupación, y sobre todo del Dr. Shenka, que no solo utiliza el micrófono como una herramienta de trabajo, sino que también es un arma para llevar ese mensaje de protesta ante las injusticias que vivimos como mexicanos diariamente.

Entre los múltiples visuales que se vieron en las distintas pantallas del escenario, pudimos ver las fotos de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, que también fueron acompañadas de cifras de los miles de asesinatos, violaciones, muertes, y demás tragedias que son parte de la historia de un país hundido en la violencia.

El lenguaje florido, la improvisación, los palomazos, la coreografía, la música, luces y producción fueron factores de diez que dejaron de pie y en ovación a todo el público regiomontano que se dio cita la noche de anoche en la Arena Monterrey. “La carencia” fue el cierre de oro de la noche, pero también tocaron los temas que nunca pueden faltar como “Cúrame” “La dosis perfecta” “Acábame de matar”, entre muchos otros que fueron coreados a lo largo de la noche.


Y obvio, no faltó el clásico mosh pit que se organizó en medio de ambas secciones de cancha.

Son 20 años de llevar en alto el nombre de México por muchos lugares del mundo. Este año también cumplieron dos décadas muchas otras agrupaciones nacionales que son parte de esa oleada de bandas fructuosas, El Gran Silencio, Inspector, por mencionar algunas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here