Sigue a Monterrey Rock en Facebook

Eric Carr fue baterista de Kiss de 1980 hasta su muerte, en 1991.

Si hablamos sobre el baterista de Kiss de inmediato viene a la mente “El Gato”, personaje tras el cual estaba originalmente Peter Criss y que hoy ostenta Eric Singer; no todos recuerdan a “El Zorro”, personaje de Eric Carr, quien estuvo en la batería de esta banda de 1980 a 1991, el cual es, según mi punto de vista, el mejor baterista que ha pasado por las filas de Kiss.

Eric Carr: un maravilloso baterista

eric carr

Eric Carr nació en Brooklyn, Nueva York, el 12 de julio de 1950.

Su verdadero nombre era Paul Charles Caravello. Se crió en el seno de una familia pobre, lo que lo llevó a trabajar desde muy joven; esto le ayudó a ahorrar dinero para comprarse su primer batería durante su adolescencia.

Siempre tuvo el sueño de llegar a ser una estrella de rock pero lo veía como algo lejano, ya que no llegaban oportunidades de importancia, pasando cerca de 10 años en proyectos sin importancia.

La oportunidad de su vida llegó en 1980: Peter Criss, baterista de Kiss, dejó a la banda antes de grabar el disco Unmasked.

Ante esto el grupo realizó castings para elegir al nuevo responsable de los tambores. Eric Carr de inmediato acudió a las pruebas y para su sorpresa logró ser el elegido.

Su debut con Kiss se dio el 25 de julio de 1980 y en un lugar inmejorable para Eric: el New York’s Palladium, ¡en casa!

Eric Carr grabó 7 discos de estudio con Kiss en los 11 años que estuvo en el grupo.

eric-carr

No fue un miembro más, ya que su estilo potente ayudó a la legendaria banda a mejorar su nivel y adquirir nuevos bríos.

Sus influencias eran Ringo Starr y John Bonham, las cuales se perciben de inmediato en su estilo, que era sumamente técnico y contundente.

La muerte de Eric Carr

eric carr

Desafortunadamente el camino de Eric Carr se oscureció en 1991: después de 2 conatos de infarto se le detectó un tumor en el corazón, el cual fue removido quirúrgicamente, pero se le detectaron más tumores en los pulmones.

Ante esto Eric recibió quimioterapia y el tratamiento pareció funcionar bien.

Desafortunadamente en septiembre de ese año Eric sufrió un derrame cerebral, provocándole la muerte el 24 de noviembre de ese año, justo el día en que murió otro grande, Freddie Mercury, por ello el deceso del baterista pasó para muchos a un segundo plano.

Pero la vida y obra del neoyorkino ahí quedan: fue un virtuoso de la batería pero sobre todo un gran ser humano. Quienes los conocieron recalcan que era un tipo muy sencillo y amable, sobre todo con los fans.

El legado de Eric Carr es sumamente valioso no sólo para Kiss, sino para el hard rock de los 80’s, el cual ha influenciado a varias bandas y generaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí