ASESINOS SERIALES: REALIDAD QUE SUPERA LA FICCIÓN

0 16

Los asesinos seriales se han convertido en un fenómeno que ha sido fuente de inspiración para películas y libros.

Ahora que estamos en “el mes del terror”, nos están bombardeando con películas de dicho género. Dentro del cine de terror hay una vertiente que trata sobre historias de sádicos asesinos seriales, cuyas “obras” nos ponen los pelos de punta, nos asustan o nos tienen al filo del asiento. Pero, alguna vez te has preguntado ¿cómo alguien pudo haber creado películas como Psicosis, Saw, El silencio de los inocentes, La Masacre de Texas, entre otras?

La realidad casi siempre supera la ficción… obviamente todas estas historias tienen origen en casos reales que han impactado a la sociedad en diversas épocas de la historia. Desde Vlad Tepes, Gilles de Rais y Jack “El Destripador” de la antigüedad, hasta Ted Bundy, David Berkowitz o el “Asesino del Zodiaco” de la época moderna, los asesinos en serie han ido pasando de ser un problema de seguridad atendido por jueces, policías, criminólogos y psiquiatras a convertirse en un fenómeno social que ha permeado en diversas esferas de la sociedad, entre ellas en el cine.

Pero ¿qué es un asesino serial? Un asesino serial es aquella persona que comete 3 o más asesinatos durante determinado período de tiempo, manteniendo entre cada crimen un lapso de pausa (lapso de enfriamiento). Un aspecto importante de estos sujetos es que la mayoría de ellos aparentan una vida normal, característica llamada “máscara de sanidad o de cordura”.

Los motivos que tienen los asesinos en serie para realizar sus crímenes son de tipo psicológico, relacionados específico con una necesidad de poder y una compulsión sexual. Esta motivación psicológica marca la diferencia entre ellos y los sicarios o asesinos a sueldo por ejemplo.
Los asesinos seriales presentan impulsos extremadamente sádicos, lo cual anula su capacidad de sentir empatía por el sufrimiento de otros; simple y sencillamente presentan una frialdad brutal ante los sentimientos de los demás.

¿Qué causa que una persona se transforme en asesino serial? Los especialistas no han podido encontrar una causa o causas que determinen que una persona incurra en este tipo de hechos, cada caso es distinto, desde haber sufrido abusos físicos y/o sexuales en la infancia, traumatismos craneales, ser expuestos desde niños a conductas violentas, etc. Lo que sí se ha encontrado en la mayoría de los casos es la llamada “triada fatídica”, 3 aspectos que la mayoría de los asesinos en serie han presentado en su niñez:

a) Piromanía (emoción por encender fuego).
b) Crueldad a los animales.
c) Enuresis (orinarse en la cama) más allá de la edad en que los niños normalmente superan tal comportamiento.

Hay 3 tipos de asesinos seriales:

– Asesinos organizados.- son generalmente muy inteligentes, lo que les lleva a planificar metódicamente sus crímenes; emplean el arte del engaño para acercarse a sus víctimas, la mayoría de ellos saben cómo desenvolverse, siendo considerados por sus conocidos como personas bastante agradables, simpáticos y hasta atractivos. Muchos de ellos tienen conocimientos en criminalística para poder generar la menor evidencia posible o bien, para poder limpiar las escenas de sus asesinatos. Hacen un seguimiento pormenorizado de los medios de comunicación para ver el seguimiento que se la a sus crímenes. Algunos de ellos cargan con su “kit para matar”, en el que incluyen sogas, armas, guantes, etc. Eligen a sus víctimas, manteniendo un patrón de las personas que matarán,

– Asesinos desorganizados.- son tipos en su mayoría poco inteligentes y con algunos problemas mentales; sus crímenes suelen ser cometidos al azar, no hay planeación de sus ataques; es poco cuidadoso y no hay un patrón de actuación; son tipos poco sociables.

– Asesinos mixtos.- presentan características de los 2 tipos mencionados.

Es enorme la lista de asesinos en serie que se han dado en la historia; la mayoría de ellos se han dado en Estados Unidos, pero también los han ocurrido en todas partes del mundo pero en menor medida. Entre los casos más impactantes podemos mencionar a Ted Bundy (EU), Andrei Chikatilo (URSS), El Zodiaco (EU), Jeffrey Dahmer (EU), Luis Garavito Cubillos (Colombia), Henry Lee Lucas (EU), John Gacy (EU); en México también “se cuecen habas”, podemos mencionar el caso de “El chalequero”, asesino de prostitutas surgido a finales del siglo 19 en nuestro país, el tristemente célebre “Goyo” Cárdenas, “El estrangulador de Tacuba”, quien al terminar de pagar su pena en prisión fue recibido con aplausos y de pie en la Cámara de Diputados, como ejemplo de readaptación, a Juana Barraza la Mataviejitas, a “El Sádico” Raúl Osiel Marroquín, quien secuestraba, torturaba y mataba a homosexuales, para después meterlos en maletas y tirarlos en la calle, a “El poeta caníbal” José Luis Calva, quien era poeta y aprovechaba esto para enamorar mujeres, a las que después mataba, para después cocinar y comerse algunas partes de ellas.

Sin duda: la realidad supera a la ficción, y en materia de terror aun más.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.