Cuernos… y muchos

0
1294
Kakkmaddafakka y Epica en Monterrey 2019

Daniel Radcliffe nos muestra una de sus tantas facetas en ‘Cuernos’, la adaptación cinematográfica del libro homónimo de Joe Hill.

Hace algunos meses, un amigo publicó en su muro una foto de Daniel Radcliffe recargado en un hermoso gremlin rojo, uno de mis coches favoritos; me quedé tan encantada con el coche que ni siquiera me di cuenta que el Danielito traía cuernos.
Fue hasta el viernes que fui al cine y vi el póster, ‘Cuernos’ (‘Horns’) se llama la película y no es más que la adaptación cinematográfica del libro homónimo de Joe Hill, hijo del gran maestro del terror, Stephen King.
Tengo la buena o mala costumbre de no leer las reseñas de las películas y ‘Cuernos’ no fue la excepción, así que compré el boleto, fui por mis palomitas acarameladas y entré en la sala. Tras los 15 anuncios reglamentarios que las cadenas cinematográficas nos obligan a ver comenzó la película.
Lo primero que me llamó la atención de esta película fue el nombre, traducido tal cual del original, sin tener que ser maquillado para Latinoamérica, terminando como ‘El verdadero rostro de la maldad’, ‘Los cuernos del demonios’ o algo así de raro.
La historia comienza mostrándonos el amor entre Ig (Daniel Radcliffe) y Merrin (Juno Temple), tendidos sobre el pasto y haciéndose promesas de siempre te amaré, hasta que la realidad nos muestra que algo ha pasado y eso es sólo un recuerdo.
No se preocupen, no contaré toda la película, sólo puedo decirles que la verdad me sorprendió el Radcliffe, quien sin duda lucha en cada nuevo proyecto por quitarse la imagen de Harry Potter y en su papel de Ig, nos muestra uno de los tantos matices que este actor nos puede ofrecer.
Lo que podemos agradecer es la forma no lineal en la que Alexandre Aja nos cuenta la historia, gracias a esto podemos meternos en la mente del protagonista y entender la forma en que el ser humano satisface sus vicios y oculta sus maldades, además de confundirnos sobre la inocencia de Ig.
La historia es aderezada por un muy buen soundtrack, donde las voces y acordes de David Bowie, Pixies, Marilyn Manson y The Flaming Lips dan el toque ideal y exacto a cada una de las escenas.
No puedo negarles que al salir tuve que correr a esas torres donde publican las reseñas para ver el género de la película, porque me sentí confundida en varios momentos, ya que no podía descifrar si era terror, drama, fantasía y, hasta en un punto, comedia.
Definitivamente el Vaticano tenía razón al decir que Harry Potter era un arma del demonio… ¿O será que es pariente lejano de Hellboy?



Anyway, si quieren entretenerse una de estas noches, ‘Cuernos’ será una buena opción ya sea para divertirse con los amigos o esperar a que la novia termine de hacer sus compras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí