Del rock, conciertos y la escena local

¿Qué hay detrás del enigmático comportamiento del público de Monterrey?

0 51

Una mirada a la escena del rock en Monterrey.

Últimamente, hablando con promotores, bandas y gente relacionada con la escena del rock en Monterrey (pequeña, pero la hay), surgió una pregunta, para la cual se generaron varias respuestas, y es que, no hay solo una que podría considerarse como tal.

¿Por qué la gente no abarrota los conciertos de rock, sí siempre están pidiendo bandas y conciertos de este tipo?

Varios factores entran en juego, pero como comenta Eliud Varela de Uvilov y Agatha Thirsty “El principal es el show en sí, si la propuesta no es buena, solo van a ir los compas a cumplir, no va a trascender”.

Otro factor es que las pocas propuestas buenas se queman fácilmente, los promotores no son lo suficientemente selectivos en sus conciertos por lo que el público se cansa de ir a ver a las mismas bandas una y otra vez.

Lo que se necesita es mayor apertura y unión, sobre todo de bandas conocidas, para invitar a las que no lo son tanto y hacer crecer a la escena musical compartiendo plataformas y dar a conocer diferentes propuestas musicales y motivar a que surjan más.

Por otro lado, viéndolo del punto del promotor, un show con una banda o artista de rock no tan conocida, pero que tiene calidad y llena en otros países, ¿Por qué no llena aquí?, Y se me vienen a la mente dos ejemplos, The Cribs y Johnny Marr (2008), y Passion Pitt (2010), ambos en el Escena.

No nos vayamos tan lejos, aquí a 5 horas de Monterrey, en Austin, Texas, muchísimas bandas de rock se presentan cada semana con llenos en sus shows, ¿Por qué en Monterrey no? ¿Hace falta promoción?, ¿Estimular al público con propuestas nuevas?, ¿Hay demasiado ranchero?, una opción lógica para difundir y promocionar la música es la radio, pero también ahí es complicado, la programación de una estación de rock (sí es que así se pueden llamar las que hay en Monterrey) suenan las mismas canciones una y otra vez (payola?).

La generación actual acude a Spotify, Soundcloud, ITunes o YouTube para escuchar música y propuestas nuevas que se están generando no solo aquí sino en otras partes del mundo, pero también, y esto, es característico de mucha gente en Monterrey, se busca mucho la cortesía, la promoción, el contacto, el amigo que nos pueda pasar gratis al concierto, y la mayoría de la gente termina por comprar sus boletos el mismo día del evento, y esto al promotor no le conviene, ya que con el anticipo al artista, renta del lugar, publicidad, etc., ya ha perdido mucho dinero y en algunos casos, es imposible continuar con el evento y se tiene que cancelar para no arriesgar a perder más.

¿Qué hacen falta más conciertos de rock en la ciudad? Sí, pero también más propuestas frescas, novedosas, y que generen el entusiasmo en la gente, que sí es el caso en algunas de las bandas que van al DF, pero para traerlas a Monterrey entra el factor Ocesa.

Tal vez es necesario mirar hacia el norte, tomar el ejemplo de Austin (por nombrar solo uno), quitarnos esa etiqueta y complejo de malinchistas atrás, copiar lo bueno, ofrecer no solo un toquin si no una experiencia que complemente y sea atractiva para el asistente y solo así nuestra escena musical en Monterrey crecerá.

¿Qué acaso no hay 10-15 mil fervientes y hambrientos melómanos que quieran escuchar y/o asistir a los conciertos?

¿Están muy caros los shows?

Usted, estimado lector, tiene la última palabra.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.