Obras Maestras: “Number of the beast” – Iron Maiden

0 3.280

“Number of the beast” de Iron Maiden se mantiene como una de las obras elementales del heavy metal.

Hablar de Iron Maiden es hablar de una leyenda viviente; grandes discos, monstruosas giras, conciertos impactantes, intensidad y entrega sobre el escenario, virtuosismo, carisma y, sobre todo, excelente música es lo que “La Doncella de hierro” ha dejado como legado, legado que se mantiene vivo puesto que la banda continúa activa, yendo de un lado a otro.

En diciembre de 1981, Iron Maiden se puso a trabajar en el que sería su disco número 3. Había un poco de incertidumbre al interior del grupo, puesto que habían echado de la banda a su vocalista, Paul Di’Anno; la nueva carta era Bruce Dickinson, un cantante con experiencia y de gran presencia escénica.

Para este importante reto, Iron Maiden contó con la colaboración del experimentado productor Martin Birch, con quien habían trabajado en la placa anterior “Killers”, el cual les había ayudado a darle forma a las ideas que tenían contempladas.

Grabación del disco.

En poco menos de 2 meses este material discográfico había terminado de grabarse, pero no sería sino hasta marzo de 1982 cuando se publicaría; llevaba por nombre el controversial título “The Number of the beast”. Desde su salida al mercado se convirtió en un éxito comercial, a pesar de la censura y poco apoyo de los medios, sobre todo en el caso de Estados Unidos, en donde a la banda se le brindó poca proyección por ser tildados de satánicos.

El resultado es simplemente majestuoso: heavy metal cargado de inteligentes e intrincados arreglos, un poderío sónico increíble, destacando la portentosa base rítmica a cargo del gran Steve Harris en el bajo y Clive Burr en la batería, además del exquisito juego de guitarras y qué decir de Bruce Dickinson en la voz, transmitiendo tanto en cada una de sus interpretaciones.

Iron Maiden

Por otro lado, el aspecto lírico de este gran disco es impactante: letras épicas, algunas son prácticamente mini cuentos musicalizados, otras cargadas de referencias filosóficas, siendo el compositor de la mayoría Steve Harris.

No hay puntos flacos en este material, cada una de las 9 piezas lucen una personalidad propia pero manteniendo un estilo, una estética que nadie le ha podido igualar a Iron Maiden. Temas como “The Prisoner”, “Invaders”, “Children of the damned” son canciones portentosas, pero, sin duda, hay otras 3 que se destacan, alcanzando la etiqueta de clásicos de clásicos del rock: “Run to the hills”, “The number of the beast” y “Hallowed be thy name”.

Aunado a la calidad musical de este gran disco, también hay historias misteriosas detrás de su producción: se dice que fenómenos paranormales se dieron durante la grabación de este disco de Iron Maiden, desde luces que se apagaban sin razón, problemas enigmáticos con el equipo de grabación, cosas que se movían, además de que el productor del disco tuvo un accidente automovilístico algo fuerte y cuál fue la sorpresa que al ver la factura de los daños, ésta resultó de 666 libras.

“The Number of the beast” está por cumplir 37 años de vida, y a pesar de estas más de 3 décadas sigue sonando fresco, contundente, poderoso, manteniéndose como una de las obras fundamentales del heavy metal.

Tracklist del disco

1. Invaders
2. Children of the damned
3. The Prisoner
4. 22 Acacia Avenue
5. The Number of the Beast
6. Run to the Hills
7. Gangland
8. Hallowed be thy name

Ver otras obras maestras musicales

Ver Californication – Red Hot Chili Peppers
Ver Audioslave – Audioslave
Ver Automatic for the people – R.E.M.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.