A Reyno nada les ‘cae del cielo’

0 57

En entrevista para Monterrey Rock, Reyno platica sobre esta aventura independiente a la que se han adentrado.

Monterrey.- Sí, Pablo y Christian, Reyno, son músicos, multiinstrumentistas… pero hoy también son productores y se la avientan de empresarios. Son su propio contador, su propio estudio, su propio promotor… todólogos pues.

Con sus propias garras, aferrándose a una especie de mantra que dicta “hazlo tú mismo”, Reyno sigue marcando su paso, quieren ser punta de lanza, marcar un referente en la escena musical y demostrar que la industria no funciona como hace décadas, por lo que invitan a las bandas emergentes, e inclusive a aquellas que ya han forjado su ‘callo’, a adaptarse, a comprender que en pleno 2016 un hit no los hará merecedores de un avión privado y millones de dólares, a abrir su mente al mundo empírico, empaparse de humildad y meter las manos en cada rincón de su proyecto para caminar sobre un sendero limpio, claro.

“No es igual de fácil que antes […] las cosas no te deben de caer del cielo solo porque haces buena música, sino que hay que hacer un esfuerzo por buscar que esto sea sustentable y que sea viable para todos”, explica Pablo, baterista de Reyno.

A base de esfuerzo han logrado consolidar poco a poco su identidad, y aunque ‘escarbar’ con sus propias manos implique que no siempre den con una fama ostentosa o popularidad dimensional, a la banda parece no importarle.

“No buscamos de resultado la popularidad como tal, sino que tiene que ser una consecuencia de que hay otras cosas que se están haciendo bien.”

En entrevista para Monterrey Rock, Pablo Cantú, baterista de la banda, nos platica de los detalles de esta aventura a la que ha adentrado Reyno.

♛ A continuación la entrevista completa:

Se han aventurado a una gira totalmente independiente, ¿cuál ha sido la experiencia vivida a partir de esta decisión?

Estamos en un momento bastante padre porque nos aventuramos con todo en este tema de la gira independiente, todo con nuestros propios medios, desde principios del año hemos tenido dificultades, cosas que se tienen que mover, pero creemos que es muy importante que una banda hoy no nada más se quede en el tema de la música, sino que incursione en temas del negocio, porque no creemos que sea un tema de falta de talento el que no se esté saliendo adelante como uno desearía en la industria musical de este país, sino porque uno se debe renovar y repensar un montón de temas, entonces queremos ser punta de lanza en ese sentido y marcar un referente para que todo se vuelva más claro para las nuevas generaciones de la música.

¿Cuál es el aprendizaje que más han valorado de esta experiencia?

Primero, lo costoso que es hacer la música, el valorar cuando hay empresarios, entender las inversiones y entender que las cosas no te deben de caer del cielo solo porque haces buena música, sino que hay que hacer un esfuerzo por buscar que esto sea sustentable y que sea viable para todos, desde el público hasta el empresario, y por medio de los artistas que tenemos que tomar decisiones responsables.

Respecto a los shows que van a ofrecer en los próximos días, ¿qué se puede disfrutar en éstos?

Estaremos tocando ambos discos prácticamente completos, un show que ya está planeadísimo, llevamos toda la gira y todavía faltan algunas presentaciones más. Es algo muy completo, no hemos recibido quejas hasta ahorita (risas).

¿Qué viene para Reyno? ¿qué preparan?

Nosotros afortunadamente somos productores e instrumentistas, tanto Christian como yo, y tenemos un estudio de grabación, entonces en realidad el proceso creativo prácticamente nunca se detiene porque tenemos también los medios para plasmar todo tipo de inquietudes, por ahora vamos a lanzar el 2 de diciembre el de estudio, el en vivo, vamos a lanzar el videoclip de Química, que tuvo la fortuna de dirigir y fotografiar Rodrigo Guardiola, baterista de Zoé […] y bueno, cerramos el 10 de diciembre en la Ciudad de México con la grabación de nuestro primer álbum en vivo en el BlackBerry.

¿Habrá temas inéditos?

Es correcto, la idea para el BlackBerry es reversionar muchas de las canciones, y de hecho se están probando ya en todos los shows, se puede escuchar algo nuevo y diferente de la banda, pero en el BlackBerry sí es volarnos la cabeza y estrenar una del próximo material discográfico de estudio.

Hablando de discos y materiales nuevos, actualmente las bandas están migrando a otra manera de transmitir su música: contrario a sacar discos, van lanzando tema por tema en las plataformas digitales, ¿crees que esta es una mejor manera o te quedas con lo antiguo, de sacar todo un disco en físico?

Pues ni una ni otra (risas) Nosotros le apostamos a una cuestión de volumen, sin sacrificar calidad obviamente. Me refiero a que la gente veces hace que se diluya lo que haces, […] yo lo que creo es que el consumidor ya prefiere que le entregues todo y él ya va administrando su consumo, entonces como que queremos simplificar los discos hasta cierto punto y dárselos de la manera más sencilla y menos enredada posible al público, por ejemplo, todas nuestras sencillos van a salir de golpe, conforme los vayamos terminando […] los discos los seguimos haciendo porque hay gente que sigue teniendo esa necesidad del ‘objeto’, de tenerlo y ponerlo en su coche, pero definitivamente hay que ir tomando medidas, porque este es un formato que, cuando lo decida la parte de la industria, va a desaparecer por completo.

Sobre las modas, actualmente hay una tendencia entre las bandas de fusionar diferentes géneros, ¿ustedes intentarían experimentar con algo así?

Yo siento que hay como una línea muy delgada entre hacerlo por opción y hacerlo por cuestiones estrictamente comerciales, ya sabes, como… de pronto vas a ver a Reyno con la Banda el Recodo (risas) como tratando de pegar a ese género; yo lo que creo es que hay que tomar esas decisiones con el corazón y una intención artística, no como un atractivo comercial. Por ahora nosotros seguimos como consolidando nuestra identidad, entonces no queremos colgarnos de ningún otro movimiento, de ninguna otra cosa, sino ir forjando esa identidad, ir perfeccionando lo que hemos aprendido con estos dos primeros discos, y si eso ocurre no sé cuándo va a ser, pero no pronto.

Respecto a esa fusión de géneros, en un festival de puede ver de todo y hay todo tipo de público, como en el Vive Latino, ¿cómo les fue en el show?

El Vive Latino fue una sorpresa que no pudimos creer porque nos pusieron bien temprano, hubo ciertas dificultades con la organización, al final nosotros cedimos y habrán ido cerca de 10 mil personas a las 3 y media de la tarde coreando las canciones; hay fotos que publicamos para redes, y nos llevamos una gratísima sorpresa del apoyo de la gente, la verdad es que no nos dejan de sorprender con eso de que la banda sigue creciendo porque, te digo, como nosotros estamos encerrados casi todo el tiempo en el proceso creativo de pronto te toman gratamente por sorpresa estas cosas, porque no buscamos de resultado la popularidad como tal, sino que tiene que ser una consecuencia de que hay otras cosas que se están haciendo bien.

¿Qué opinan de esta ‘festivalitis’?

Yo creo que no hay mucho tiempo para cuestionarse si está bien o mal, si perjudica o no a la escena, porque en realidad son cosas muy complejas, yo creo que es igual que con la tecnología, hay que estar siempre adaptándose, porque si no uno se aferra a cómo deberían ser las cosas en un mundo ideal y pues es probable que se quede un poco solo, entonces, vamos dándole nuestra lectura a cada una de las cosas, adaptándonos y cometer lo que nosotros creemos que es lo correcto, pero los festivales definitivamente a nivel negocio son de lo que está resultando más rentable.

¿Cómo ves la escena musical nacional actual?

No me gusta tener lecturas negativas de las cosas, nos gusta en general a Christian y a mí buscar la manera de ser propositivos, pero la escena musical del país se me hace un poco difícil (risas). Yo creo que tiene que haber un cambio de la perspectiva de hacia lo que es el oficio de músico, crecimos todavía con una fuerte colita de los artistas de los noventas que todavía tuvieron triunfos desorbitantes en términos de dinero, en términos de fama, en términos de reconocimientos… y de pronto siento que nuestra escena espera una retribución similar de la sociedad, pero no, piensan que si tienes un hit ya mereces un avión y cobrar no sé cuánto por cada show, pero se les olvida que así como la tecnología nos expande en ciertos aspectos también nos ha dado en cuanto a lo costeable que es hacer un disco hoy en día y las proyecciones que pueda hacer uno, y entonces eso hace que se escale todo, por lo tanto no se puede generar lo mismo que se generaba antes, ni puedes ni debes esperarlo porque te vas a llevar una fuerte desilusión y probablemente dejar de dedicarte a lo que más te gusta. Yo creo que tiene que haber como un daño de humildad por parte de todas las bandas de rock, en el sentido de que hay que ponerse a trabajar y a aceptar las nuevas condiciones porque no se puede replicar lo que era ni en los noventas y menos en los ochentas o en los setentas, era otra cosa.

En septiembre cumplieron 4 años de carrera, ¿cuál creen que sea la clave para avanzar tan rápido habiendo tanta competencia?

Yo no creo que sea una competencia de que si existe una banda ya la otra no puede existir, o que si a una banda le va bien a la otra le va menos bien, no es como el futbol de quién mete más goles, o sea estamos haciendo música y la verdad la demanda es enorme y la oferta siento que es muy poca, por lo menos en lo que pueda nombrar; se trata de tener una mentalidad de apoyo mutuo y de hacer las cosas bien. En nuestro caso exactamente no sé si vamos rápido, lento o regular, lo que sé es que no paramos, nos gusta demasiado lo que hacemos, no dejamos de conciliar entre Christian y yo sobre ciertas decisiones para estar contentos los dos, hay muchísima comunicación, yo lo que le digo a bandas que se están organizando es que sean demasiados claros, entre más claro se pueda ser en cómo están las cosas a nivel interno, saber cómo están delegadas las responsabilidades, cómo está manejado el dinero, cómo se maneja el reconocimiento, todo eso, entonces al final sientas bases sólidas para que las bandas puedan seguir trabajando.

Algún consejo a aquellas bandas que intentan sobresalir de manera independiente…

Punto número uno: la música que hacen. Tienen que estar seguros cuando se paran en un escenario, cantar esas canciones que realmente los representen, no que hayan hecho la canción para pararse en el escenario, porque luego haces la producción, inviertes y haces todo y al final a veces sienten que no entienden ni su propio discurso, entonces lo primero es creérsela, no es creerte algo falso, es estar convencido de lo que estás expresando, eso es lo que genera empatía con la gente, o sea que tu estés diciendo algo verdadero, esa es la primer parte. Ya si tienen eso, que procuren producirlo de la mejor manera, a veces no hay para invertir, pero ya hay tutoriales de YouTube para ver cómo se graba un disco, ver cómo se ecualiza, o sea no hay excusas para no hacerlo uno mismo, y obvio si hay el gusto por hacerlo; no te va a salir bien a la primera, pero cada vez se va a mejorar hasta el punto en el que vas a lograr cierta autosuficiencia, y ya no vas a tener que depender de la inversión para poder hacer lo que te gusta, y si te va bien hasta lo vas a poder vender.

Hoy, 21 de octubre, Reyno se presentaría en Monterrey, sin embargo, tras toparse de frente con una de esas complicaciones que conlleva su vida independiente, se vieron en la necesidad de cancelar.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.