Kase.O demostró una vez más por qué es el mejor

El mejor MC del mundo derramó todo su talento en un show de más de dos horas este miércoles en el Auditorio Citibanamex.

0 64

Lo que vivimos esta noche puede ser de los mejores shows que se van a vivir este año en Monterrey, pudimos observar en su mayor esplendor la genialidad de Javier Ibarra, acompañado de R de Rumba y Xhelazz.

“Javier Ibarra es un ícono, un ícono del puto rap” así suena un verso de “Pura Droga sin cortar” de Violadores del Verso, y para quien le quedaba duda de eso creo que hace algunas horas en el Auditorio Citibanamex pudimos ver que es completamente cierto.

En 2011 sacó una verdadera pasada con la mezcla que realizó en el Jazz Magnetism, donde literal combinó el jazz con el rap, algo que no se había hecho antes en español y donde demostró lo que es capaz de hacer, algo que ya habíamos experimentado con lo que pasó en Violadores del Verso, un grupo de culto que aún muchos esperamos volver a ver juntos girar.

Pero tuvieron que pasar 5 años para que volviera con “El Círculo”, ritmos funk, un tanto electrónico y hasta más melódico que lo que había hecho antes nos llegaba primero con el Previo del disco y después ya con todo el arsenal lanzado el 23 de septiembre de 2016.

Y al día de hoy ya lleva más de dos años girando con este disco, estuvo ya en Monterrey en abril de este año, pero una vez no era suficiente para que Kase pisara Monterrey y justo decidió que esta sería la ciudad en la que cerraría la gira por Latinoamérica ya que sólo quedan 2 show en España en diciembre.

La fiesta comenzaba a tomar forma por eso de las 8:15 pm, cuando MOMO, también de Zaragoza abría el concierto de Javier, con unos ritmos y rimas que fueron dejando apenas a tono perfecto terminaba su presentación de 30 minutos y ahora sí, la cuenta regresiva para ver al número 1 del rap comenzaba.

Y Kase O llegaba puntual a la cita, apenas 3 minutos después de las 9 y ya con R de Rumba bien puesto en los discos Javier Ibarra salía por el lado izquierdo del escenario ante los gritos de los cientos de asistentes.

Sin esperar inició con “Intro”, “Esto no para” y “Yemen”, todas de su último disco, y después de la primera canción comenzaba con estas palabras:

“Agradecido con la vida por dejarme disfrutar este concierto con ustedes, voy a bailar, voy a cantar voy a ser libre, espero que el mejor público del mundo también lo haga, traigo canciones de El Círculo y también de un súper grupo que se llama Violadores del Verso”

Te puede interesar: Entrevista con TRONO MOB: otra cara del hip hop

Y así nos llevó por un viaje que no tuvo puntos débiles, pasando por un popurrí de canciones de Violadores, que todos ahí coreaban y gritaban, llegando a historias de amor como “Mazas y Catapultas” que el mismo MOMO declaró lo que muchos pensamos la primera vez que la escuchamos:
“Cuando escuché Mazas y Catapultas por primera vez pensé que este tío se había vuelto loco, pero luego la escuchas la segunda, tercera y cuarta vez y te das cuenta que es un puto temazo (…) y que Javier realmente es un artista increíble que puede hacer todo lo que él quiera de manera excelente”

Y así lo decía Kase, él sólo ofrecía lo mejor al público, la crema, porque esto era lo que se merecían, no quedarse con la primera rima, si no hacer algo una y otra vez hasta que sea excelente y pueda salir a la luz algo de lo que estés orgulloso.

El concierto seguía y ya pasando la primera hora se despidió, pero los que lo conocemos sabíamos que aún quedaba mucho Kase para toda la noche, volvió y esta vez vino acompañado Xhelazz llegaba al escenario para interpretar junto a Javier “Billete de ida hacia la tristeza” y “Viejos ciegos” donde para este punto ya estaba el público en un punto máximo de éxtasis para que así llegara “Repartiendo arte” donde por un accidente KAse se quedaba aquí para siempre pero se iba nuevamente del escenario.

Volvía porque aún faltaba interpretar “Basureta” donde se muestra un artista crudo, sin maquillaje y nos da un vistazo a lo oscuro que puede ser la vida.

Y así después de 2 horas terminaba uno de los mejores shows de rap que pudo tener Monterrey, la filosofía de Javier Ibarra va más allá de la música, si bien todo es apoyado en las letras, en los textos, en las rimas, el zaragozano se tomaba cada cierto tiempo para hablarnos del respeto hacia la mujer, de tratar bien al prójimo, de querer a tus padres, a tus abuelos y de que “Cuanto más amor das, mejor estás” y así era como cerraba el círculo con Outro, y cerraba uno de los mejores conciertos que pisó Monterrey este año.

Hoy pudimos comprobar que el rap está más vivo que nunca y que exponentes como Kase.O siempre serán bien recibidos por un público fiel y siempre agradecido.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.