EL LADO OSCURO: Frotteurismo, arrimones y roces

0
Publicidad
KILLSWITCH ENGAGE

El frotteurismo consiste en el placer sexual obtenido al tocar el cuerpo de otra persona con los genitales u otra zona del cuerpo.

El mundo de las parafilias es extenso y profundo; estas son patologías de orden sexual, que implican impulsos sexuales incontrolables, muy intensos, y fantasías o comportamientos poco habituales, los cuales causan gran malestar a quien las padece, viéndose afectada su vida personal, social, laboral y otras esferas más.

Dentro de estas parafilias se encuentran el masoquismo (deseo sexual de ser humillado o maltratado), el sadismo (impulso sexual por causar daño, humillación o sometimiento), pedofilia (atracción sexual por niños) y una serie larga de estas conductas. Dentro de las parafilias se haya una categoría que resulta de las más cotidianas, me refiero al frotteurismo.

El termino frotteurismo

También es conocido como froteurismo, proviene del francés “frotter” que significa “rozar”. Esta conducta implica el contacto y roce con una persona en contra de su voluntad. Esta conducta se inicia, por lo general, desde los 15 años y después de los 25 tiende a declinar de forma gradual. Por lo general, son hombres quienes realizan estas conductas, aunque también hay casos de mujeres, pero en menor medida.

Por obvias razones, el frotteurismo se realiza en lugares en donde hay gran aglomeración de gente, tales como en el transporte público, el metro, filas, supermercados, CONCIERTOS, entre otros.



Generalmente estas conductas se efectúan cuando la persona que lo padece aprieta sus genitales contra los glúteos u otras partes del cuerpo de alguien más, o bien, se busca rozar alguna otra zona con las manos o brazos, tales como pechos o genitales.

El frotteurismo puede llegar a convertirse en una verdadera obsesión para quien la sufre, afectando así su vida escolar o laboral, ya que descuidan estas actividades buscando situaciones o lugares en el cual poder efectuar dicha práctica. Además de esto, se ponen en alto riesgo de ser detenidos, lo que acaba por poner en juego su integridad jurídica. En síntesis: el frotteurismo implica una afectación hacia diversos aspectos de la vida de quien lo padece.

Aunque ha surgido un fenómeno un tanto extraño al respecto, el llamado “arrimón consensuado”, el cual se organiza a través de redes sociales como facebook o twitter, y en el cual una persona (hombre o mujer) se da de alta y recibe un distintivo, por lo general una pulsera, y con esto se establece que la persona puede recibir el “arrimón”, siendo los lugares preferidos las estaciones de Metro.

Pero claro, lo importante aquí es el sufrimiento de las víctimas del frotteurismo, las cuales tienen que soportar esta invasión a su espacio vital y el terrible acoso, cosas que por desgracia parecen cosa de todos los días.

He aquí una de las parafilias menos peligrosas pero sí una de las más comunes y cotidianas, que día a día generan una serie de molestias e incomodidades a miles de personas alrededor del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí