Monterrey Rock

guns n roses en monterrey

Guns N’ Roses en Monterrey: “Ya no estamos chavos”

Guns N’ Roses regresó a tierras regias y esta vez en uno de los recintos más sagrados de nuestra ciudad: El Palacio Sultán, aquí la crónica.


Por Chilli Pérez

Una noche verdaderamente surrealista fue la que vivimos ayer 23 de octubre con el concierto de Guns N’ Roses en Monterrey.

Fue notable cómo el rango de edad se dividía drásticamente entre prepos y cuarentones para ver la que fuera la mayor banda de hard rock de finales de los 80 y principios de los 90. 


Monterrey Rock Instagram

Nota relacionada: https://monterreyrock.com/2022/10/the-warning-abrio-de-gran-forma-el-concierto-de-guns-n-roses-en-monterrey/

Se nota que muchos padres de familia han hecho un excelso trabajo inculcando el Rock & Roll a las nuevas generaciones, cuyo característico ímpetu, no fue suficiente para reconstruir las rodillas fregadas de la vieja escuela que se negó a brincar.


Y no por falta de talento de la banda, pues solamente con Slash el precio del boleto estaba más que desquitado, sin embargo, hay que aceptar que el grueso de los asistentes con “Apetito por la destrucción” andamos entre los cuarenta y los cincuentaycórrele, y la neta ya preferimos ir a gozar de un concierto mucho más apaciguados que en nuestros feroces 20’s, pues cerca del baño y la cerveza ya todo es mejor.

Festival Ceremonia 2023


De cualquier forma, “Guns” definitivamente se lució, sólo hay que ver el tremendo estado físico de Slash y Duff para motivarte a salir mañana mismo a correr y hacer unas abdominales, y aunque ya todos sabemos que la voz de Axl jamás será la misma, ha encontrado formas para hacer un show bastante entrañable y efectivo, que en un par de ocasiones hasta me arrancó una lágrima de nostalgia y me hizo abrazar a mi jainita.


Y hablando de Axl, es bien conocido que “tu tío” tuvo un temperamento rockstar insufrible en sus mejores años, pero da mucho gusto verlo más maduro, con los pies en la tierra y sobre todo con humildad y entrega al público que lo ama.

Humildad que se vio reflejada al interpretar “Slither” de Velvet Revolver, que por cierto no fue el único cover de la noche, pues Duff (quién portaba una playera de Mötorhead y en su guitarra el logo de Prince) también tuvo su momento para interpretar “Attitude” de los Misfits. 


Una noche entrañable que nos trajo la interpretación de grandes éxitos de la banda como “You could be mine”, “Paradise City” y “Welcome to the Jungle” y nos puso a bailar e imaginar aquellos buenos tiempos cuando la vida parecía eterna y nosotros parecíamos invencibles.


Gracias Guns N’ Roses.