Café Iguana y sus 24 años

0 49

El Café Iguana está cumpliendo 24 años de vida.

Texto: Alvarrock García @Alvarrock_GM

Ayer no fue un día cualquiera para los amantes de la vida nocturna de Monterrey, ayer cumplió 24 años el centro rockero de mayor tradición en nuestra ciudad: el Café Iguana. La noche del 9 de mayo de 1991 se abrieron las puertas del antro de Diego de Montemayor, iniciando así la historia de un lugar fascinante, que ha visto pasar por sus instalaciones a gran diversidad de artistas, no sólo músicos, sino también de otras disciplinas.

Poco a poco, el Café Iguana comenzó a atraer una gran cantidad de público ávido de un lugar en el cual poder disfrutar de la noche, la música y el buen ambiente. Y no sólo eso, el Café Iguana fue, además, pieza importante en el florecimiento del Barrio Antiguo como centro vital de la vida nocturna de Monterrey, ya que al ver el empuje y el éxito del Iguana, varios empresarios se aventuraron a abrir más centros de entretenimiento en este sector de la ciudad.

Ante el éxito que el Café Iguana iba logrando progresivamente, el lugar empezó a quedar chico, por lo que comenzó a extenderse, crecimiento que incluso se sigue dando en estos momentos. De esta manera el Café cuenta ahora con 3 escenarios: el del “Patio”, primer stage con el que contó este lugar; el “Escenario Principal”, el cual cuenta con todas las condiciones de infraestructura para satisfacer las necesidades de músicos y empresarios; y el “Salón Metalero”, último stage construido por los administradores del Café, el cual se ubica en la esquina de Diego y Morelos; asimismo, hay que mencionar el Salón Morelos, el cual aunque goza de personalidad propia es, digamos, un hermano del gran Café Iguana.

El rock es el alimento del alma pero para satisfacer el estómago el Café Iguana se pinta solo. Las pizzas del Iguana ya son toda una tradición, pero ¿recuerdan que antes de las pizzas vendían ¡gorditas!? Y cómo olvidar que en el Café Iguana fueron los pioneros en vender la Caguama de Indio con su respectiva bolsa de “papel de lonche”.

Por el Café Iguana han pasado innumerables bandas, de diversos estilos y nacionalidades, entre las que se encuentran las primeras bandas que comenzaron a hacer ruido a principios de los 90’s, tales como “Acarniences”, “La última de Lucas”, “La Prófuga del metate”, “Koervoz de Malta”; posteriormente a la camada conocida como “La Avanzada Regia”, con grupos como El Gran Silencio, Jumbo, Zurdok, Plastilina Mosh, Niña, Inspector, Cabrito Vudú; y qué decir de las bandas nacionales como Zoé, La Barranca, Cuca, Saúl Hernández, Enjambre, Ely Guerra, e internacionales como Rata Blanca, Misfits, Chimaira, Sisters of Mercy, Brujería, Babasónicos, Los Bunkers, Tristania, Epica, Therion, Bersuit Vergarabat, Apocalyptica, Sepultura, Mastodon, solo por mencionar algunas.

Es decir, el Café Iguana ha sido testigo de memorables conciertos que han quedado tatuados en la memoria del público. Y aunque no hubiese concierto programado el Café casi siempre está lleno, porque el ambiente de ese lugar no lo tiene otro. Hay algo inexplicable, casi mágico, que hace que la raza se sienta “como en casa” dentro del Café. Incluso, muchos artistas “mainstream” caían al Iguana después de dar conciertos en la ciudad, tales como los integrantes de Café Tacvba, Maldita Vecindad, o de bandas internacionales, de hecho se dice que hasta la colombiana Shakira ha ido al Café después dar conciertos en Monterrey. Así pasó una gran época el Café Iguana, bajo la gerencia de excelentes personas como Víctor Rocha y Adán Moreno, claro, bajo la visión y liderazgo de Rodrigo Ríos “El Foni”, dueño del lugar.

Pero no todo ha sido “miel sobre hojuelas”. La barbarie tocó la puerta del Iguana de manera terrible el 22 de mayo de 2011, justo en su mes de aniversario: las balas cegaron la vida de 4 personas y dejaron herida de muerte no solo a la vida nocturna de la ciudad, sino a la tranquilidad de todos y cada uno de los habitantes de Monterrey. Ante esto no había otra opción más que cerrar las puertas y darle tiempo al tiempo.

Y cuando menos se esperaba, el Café Iguana se alistó para reabrir sus instalaciones el 23 de agosto de 2013; a 2 años de distancia, la incertidumbre de todos era enorme, no se sabía qué esperar, qué respuesta habría de parte del público. La reapertura fue un completo éxito, y el Café Iguana se convirtió en el “ave fénix” que resurgió de sus cenizas. Hoy el Café se encuentra lleno de actividad, cada fin de semana hay conciertos de gran calidad y vaya que estos continuarán: nos esperan los shows de Suicidal Tendencies, Hello Seahorse!, Románticos de Zacatecas, Juan Cirerol, Jumbo, Brujería más lo que se vaya agendando.

¿Cuántas amistades nacieron en el Café Iguana?, ¿cuántos amores se iniciaron en este lugar?, ¿cuántos truenes amorosos se vivieron en el antro de Diego de Montemayor?, ¿cuántas risas, cuántas alegrías, cuántos gritos de felicidad, cuántas lágrimas, cuántos besos se habrán vivido dentro del Iguana? Los 24 años del Café Iguana son 24 años de mucha música, 24 años de gozo. A pesar de los momentos dolorosos, la música ha salido vencedora.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.