Truenes del rock: Pink Floyd

0 31

La legendaria banda británica Pink Floyd llegó a su fin en 1995, después de un exitoso pero a la vez problemático camino.

Texto: Alvarrock García @Alvarrock_GM

Si hablamos de rock progresivo y discos conceptuales necesariamente tendremos que hacer referencia a Pink Floyd. Esta agrupación es una de las más importantes, trascendentales y exitosas de todos los tiempos.

Surgieron en 1965, después de varios intentos infructuosos de consolidar proyectos musicales; inicialmente Pink Floyd estaba conformado por Roger Waters, Nick Mason, Rick Wright y Syd Barrett, logrando gran impacto de inmediato, gracias a su mezcla de blues y psicodelia, aunado a las enigmáticas y alucinantes letras, además de las impactantes presentaciones en vivo de la banda.

Rápidamente Pink Floyd tendría un gran obstáculo que pondría a prueba al grupo: su líder indiscutible, Syd Barrett, estaba completamente pérdido y dañado mentalmente, al parecer gracias al brutal consumo de alucinógenos, por lo que decidieron los miembros restantes contratar a David Gilmour para que le diera soporte a Barrett, para que éste se dedicara exclusivamente a componer y a esporádicas presentaciones, hasta que esta dinámica no dio para más, y terminaron por echar de la banda al brillante Syd.

Pink Floyd supo salir delante de esta difícil prueba y comenzaron una brillante etapa que duraría prácticamente toda la década de los 70’s, durante la cual el éxito comercial y artístico fueron indiscutibles, esto gracias a placas como “The Wall”, “Meddle”, “Wish you were here”, “Animals” y el grandioso “Dark side of the moon”. Pero, justo a la mitad de esta década, las tensiones al interior de la banda eran insoportables; Roger Waters se hizo del liderazgo del grupo a la salida de Syd, y eso trajo choques constantes, los cuales se agrandaron con la fama y los excesos.

Pink Floyd se encontraba en la cima del éxito pero se estaba pudriendo por dentro. Rick Wright sería despedido justo durante la grabación de The Wall, esto debido a diferencias irreconciliables con Waters, tanto en el aspecto musical como el personal. El ahora trío aun alcanzó a publicar un disco más, “The final cut” de 1982, el cual fue completamente compuesto por Roger creando un ambiente más odioso al interior del grupo. En 1985 Roger Waters pensaba que Pink Floyd no daba para más y decidió deshacer el grupo, pero no contaba con que Mason y Gilmour no estaban de acuerdo con ello, y continuaron con el grupo, iniciándose uno de los pleitos más sonados y escandalosos en toda la historia del rock, el cual llegó hasta los tribunales.

Wright se reintegraría a Pink Floyd, y así, esta nueva formación continuaría su carrera, editando 2 discos más, “A Momentary lapse of reason” (1987) y “The Division Bell” (1994), ambos de cierto éxito pero que se quedan muy cortos en artística y comercialmente respecto a obras anteriores de la banda.

Finalmente, Pink Floyd llegaría a su fin en 1995, de manera un tanto desencantada, simplemente acabó la gira de “The Division Bell” y cada quien se dedicó a su carrera solista, un final sin duda insípido para el tamaño de este grupo.

Con el paso del tiempo los pleitos y diferencias se fueron suavizando; los rumores sobre una posible reunión se fueron dando en gran medida, hasta que en 2005 Pink Floyd se reunió, incluyendo en su formación a Roger Waters, para una sola presentación en el festivla Live 8. La banda se vio y sonó bastante bien, y todos añoraban una renión para una gira completa, pero esta nunca se consumó. David Gilmour fue el más reacio y contundente al respecto, siempre manifestó no tener interés en esa posible reunión y con ello se desvaneció el sueño de millones de personas, y más aún cuando el fabuloso Rick Wright falleció el 15 de septiembre de 2008, víctima de cáncer.

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.