Auditorio Pabellón M

José Madero, la ‘rocola humana’ debuta en Monterrey

pp

Como profeta en su tierra, José Madero pintó de carmesí el Auditorio Pabellón M durante su show debut en Monterrey.

Monterrey.- El color carmesí pintó de lado a lado el Auditorio Pabellón M durante el show de José Madero, quien, como profeta en su tierra, debutó en su papel como solista.

Faltaban 15 minutos para las 22:00 horas cuando una potente luz blanca se encendió y alumbró el pedestal envuelto en rosas carmesí que se encontraba en medio del escenario. Pronto, Madero llegó a la tarima entre gritos y ovaciones e inmediatamente comenzaron los coros que dan pie a “Lunes 28”.

“¡Vamos, cabrones!”, gritó el músico y la euforia siguió, cada vez más alta, con “A poco no”.

“Es un gusto, siempre es un honor tocar en mi ciudad natal frente a miente, frente a mis amigos. Este proyecto está empezando apenas, es como un bebé que apenas aprende a gatear, entonces es para mi muy especial ver a tanta gente reunida”, saludó Pepe a su público.

La velada debut del vocalista de Panda continuó con temas como “Hombre de lata”, “Plural siendo singular” y “Con ustedes, la rocola humana”.

Como era de esperarse, entre el público se encontraban algunos integrantes de Panda, pero cuando Pepe lo anunció, el público enloqueció y comenzó a rotar sus cabeza hacia todos lados para lograr dar con la ubicación de Ricardo y Arturo. Cuando lo lograron, no pudieron parar de gritar.

Con Carmesí José ha experimentado de diferentes maneras, una de ésta la inclusión de la flauta. Tras explicar que esperó un tiempo para poder ver en dónde podía utilizar el suave sonido de dicho instrumento, echó a andar “Teo, el gato persa rinde su declaración”.

Luego, entre las mil y un historias que adornaron la noche, Pepe explicó que hace un tiempo se había negado a escuchar la música de Vicentico, pues aún sin haber probado un poco del estilo, lo descarto; tiempo después se dio la oportunidad de ahondar un poco en las creaciones del músico y terminó cautivado en especial con uno de los temas, mismo al que decidió hacer un cover y presentar en vivo, no sin antes pedir a la gente, no solo a la presente, que eviten descartar propuestas sin antes escucharlas, pues asegura él esta viviendo un momento similar tras loa ataques que sufrió hace algunos meses por lo que sucedió en la polémica firma de autógrafos.

“La gente me descarta sin siquiera escucharme, no ustedes, ustedes siempre están aquí y se los agradezco, pero mucha gente me descarta, y no debe de ser así, no descarten algo si no lo conocen”, expresó y comenzó a entonar “Solo un momento” .

Ya había ofrecido un repertorio con sus temas recientes y agregado un cover, sin embargo, la lista de canciones incluía algo más, algo de su faceta en Panda, pero antes de comenzar a tocar aclaró que no piensa a hacer caso a aquellos que ven como una ofensa el que él interprete temas de la banda durante sus conciertos como solista, pues, como bien dice, esos temas le pertenecen.

“Si no le pedi permiso a Vicentico para tocar su canción, por qué voy a pedir permiso a alguien de tocar canciones que son mías”, dijo y comenzó “Feliz cumpleaños”, y no fue la ultima, pues “Reina de Uxmal”, “Sangre fría” y “Amnistía” también fueron parte del show.

El segundo y último cover de la noche fue “El pájaro vio el cielo y voló”, de Los Auténticos Decadentes, y tras este una bomba de energía explotó con “Entre comillas.

La conexión a lo largo del show fue totalmente íntima, Pepe interactuó en todo momento con sus seguidores y aprovechaban cada minutos para ponerle agradecerle a todo el mundo dentro del recinto su presencia.

Antes de entonar el tema “Dallas”, el músico anunció que éste iba dedicado a su novia, quien estaba presente en el lugar; luego, tras terminar de cantarlo, desapareció por unos minutos del escenario, causando la intriga de sus seguidores.

“¡Pepe, Pepe!”, gritaban algunos ansiosos, mientras que otros, aprovechando la confianza que les transmitía el cantautor, no dudaban en echar algunos “¡Sobre, Pepe!, ¡Ya estuvieras!”.

Aplaudido nuevamente por todos, Madero regresó con ukelele en mano para “Amnistía”, y seguida de ésta “Sinmigo”.

Pensando en aquellos fanáticos que se han metido a fondo en su historia musical, Pepe armó un breve set de dos canciones que sus fans tienen años pidiendo que sean tocadas en vivo; éstas pertenecen a un movimiento que se creó hace tiempo, llamado “Los no me olvides”. de ahí, Pepe trajo de vuelta dos cortes mientras la nostalgia se sembraba en el lugar. “Las cosas más bonitas” y “El duro camino hacia volver a empezar” resonaron por todo el recinto.

La noche ya había llegado a su fin y el cantautor no dudó que poner el punto final con uno de los temas más enérgicos de su álbum: “Abril”.

Fue así como, cerca de 3 mil almas disfrutaron de una noche llena de historias, nostalgia, música, y nuevos comienzos.

Click to comment

Lo más visto

To Top