Reseñas Conciertos

Kadavar en Monterrey: rock denso y oscuro

kadavar-monterrey-mexico

La banda alemana Kadavar se presentó en el Café Iguana de Monterrey, la noche de este 17 de diciembre.

Para aquellos que piensan que el rock ha muerto, Kadavar les tiene una contundente respuesta: ¡No! Y es que esta banda alemana trae toda esa vibra rockera clásica, que encumbró al género que amamos por allá de los años 70’s, lo cual pudimos apreciar en el concierto que dieron anoche, en el Café Iguana del Barrio Antiguo.

Previo al show de los alemanes, la banda regia The Crimson Trip se encargó de poner el ambiente a tono, logrando una excelente respuesta de los cientos de presentes, esto gracias al rock oscuro y potente que manejan; por casi 40 minutos, The Crimson Trip dio un repaso de su disco “Order of the occult”, alcanzando la atención y reconocimiento del público, incluso en ningún momento del show de Jared-Tony-Aldape-Luis se dejó ver alguna muestra de desesperación por parte de los asistentes, cosa rara en conciertos de bandas de altos vuelos como Kadavar, en los que las bandas abridoras o son desairadas o recibidas de mala manera.

Sería a las 10 en punto, cuando el telón del escenario principal del Café Iguana se abriría por segunda ocasión, en esta ocasión para dar pie al show estelar de la noche; Kadavar abriría su presentación con “Come back life”, tema intenso que arrancaría los gritos de los ahí presentes.

Kadavar es una banda que ha sabido trabajar todo un concepto y una imagen, en la que se rememora a las bandas que lograron establecer lo que hoy conocemos como heavy metal, pero el power trío en cuestión no ha logrado su éxito por cuestiones estéticas, sino por su riqueza musical, en la cual confluyen el rock psicodélico y el heavy metal.

La noche continuaría con temas como “Pale blue eyes”, “Broken Wings”, “The Old man” y “Forgotten Past” con los cuales pasaron del frenesí a un rock denso, cargado de aires oscuros. Es notable el grado técnico que posee cada integrante de Kadavar; Lupus es un gran guitarrista, que brinda incendiarios solos y contundentes riffs con sus guitarras Gibson; por su parte, Tiger es el motor de la banda, quien logra no solo ser “la base” de las canciones, sino resaltar en cada tema gracias a su intensidad; y para completar el trío hay que resaltar a Simon, bajista sui generis que puntea sus 4 cuerdas con brutalidad.

La parte final del concierto de Kadavar llegaría pronto, pero se daría de manera poderosa con “Creature of the Demon” y la sorpresa de “Helter Skelter”, cover The Beatles, canciones con las que el power trío originario de Berlin puso fin al primer encuentro con el público regiomontano.

Click to comment

Lo más visto

To Top