Sold out de Motorama en Monterrey

La banda rusa se presentó en el Nodriza, brindando un show cargado de melancolía musical.

0
Publicidad
Udo y Porter en Monterrey
Dale CLICK y síguenos en Twitter

Desde Rostov del Don, Rusia, ayer, por tercer año consecutivo, Motorama se presentó en la ciudad de Monterrey. Fue en Nodriza Estudio. El lugar estuvo abarrotado, un sold out: 300 boletos vendidos en preventa y 50 más en taquilla del evento es la cifra oficial aproximada.

A las nueve en punto, hora programada para la apertura de puertas, había ya una larga fila de fans esperando para entrar. Las personas iban ingresando en grupos; al final, justo para cuando estaba por comenzar Motorama, la fila estaba por completo adentro.

motorama-monterrey

Te puede interesar: El legendario Johnny Cash

Minutos después de las once de la noche, los músicos, por completo vestidos de negro, entraron al escenario con esa seriedad que los caracteriza. Sonaron los primeros acordes. La atmósfera retrocedió en los años. Aquellos sonidos haciendo eco, como un “revival” de los 80, de esos En Vivo de las bandas new wave y post punk que quizás a muchos sólo nos tocó conocer por MTV.

Los asistentes más previsores, esos que llegaron con bastante antelación al lugar, tuvieron el privilegio de la mejor vista; los demás, los que llegamos a la hora del evento y los de baja estatura (como yo), nos conformamos con saber que en el escenario era Motorama quien tocaba.

Por las dimensiones del lugar, aunque afuera estaba helado, adentro no había espacio para el frío, tanto que las cervezas no fueron suficientes y fue necesario suministrar más.

Te recomendamos: Entrevista a Vetusta Morla previo al Vive Latino 2020

Poco a poco, en el calor de los cuerpos y las notas, los fans acaloraban el ambiente; no fue de inmediato, pero al cabo de seis canciones se comenzaron a proyectar las gargantas.

Motorama ofreció un show breve, pero potente. Sonaron necesariamente “Heavy Wave”, “Second Part” “Kissing the ground”, “No more time”, “Ghost”, “Alps” y “Wind in her air”.

Al final, después de un mínimo receso, regresaron para tocar por un par de minutos más y, sin más, salieron. Desaparecieron detrás de la cortina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí