Sigue a Monterrey Rock en Facebook

Esta canción de Fleetwood Mac publicada en 1977 ha vuelto a tomar fuerza gracias a Tik Tok, pero pocos saben la historia turbulenta que hay detrás de ella.

Tik Tok llegó fuerte y su poderío nos trajo videos que se viralizaron con gran fuerza y rapidez. Tal vez el máximo representante de esto es el “video del cholo tomando jugo”, me refiero al video publicado por Nathan Apodaca desde su cuenta llamada “@420doggface208”, en el que aparece circulando en patineta, bebiendo jugo de arándano, mientras canta la dulce “Dreams” de Fleetwood Mac.

@420doggface208

Morning vibe #420souljahz #ec #feelinggood #h2o #cloud9 #happyhippie #worldpeace #king #peaceup #merch tacos #waterislife #high #morning #710 #cloud9

♬ Dreams (2004 Remaster) – Fleetwood Mac

Gracias a este video Nathan de volvió una celebridad, la empresa productora de jugos logró un alza en ventas, mientras que Fleetwood Mac consiguió una nueva legión de fans.

Ahora bien, ¿qué hay detrás de esa canción tranquila, de ritmo relajante, cantada por una dulce voz?

La historia de drogas, sexo, excesos y rupturas maritales detrás de “Dreams” de Fleetwood Mac

Fleetwood-Mac

Fleetwood Mac es una banda sui generis, pues de ser un grupo británico de blues dieron un giro radical en 1975 al acercarse a un rock pop más accesible, sumando a sus filas a una pareja de estadounidenses.

Tras un primer disco exitoso con esta formación, en 1976 la banda se lanza a grabar un álbum más.

Sin embargo la situación era adversa por diversos aspectos.

Y es que al interior del grupo había 2 relaciones amorosas que habían terminado. Por un lado los cantantes Lindsey Buckingham y Stevie Nicks y por otro, el bajista John McVie y Christine, cantante y tecladista, ambos seguían casados pero ya salían con otras personas, incluso Christine había iniciado un noviazgo con el ingeniero de iluminación del grupo.

En tanto que el baterista Mick Fleetwood también acababa de terminar su matrimonio de manera turbulenta, ya que se dio cuenta de que su esposa lo había engañado con uno de sus mejores amigos.

fleetwood-Mac

A esto se sumaron fuertes problemas de adicciones de los integrantes del grupo, en específico la cocaína.

A pesar de esto y de algunos rumores de una posible desintegración, Fleetwood Mac inició las labores de grabación en un estudio de Sausalito, California, en 1976.

Ante las altas expectativas que había al respecto, la disquera Warner les dio “cartera abierta” para gastar lo que fuese con tal de que se lograra el mejor disco de la carrera del grupo… y lo lograron.

Aunque cabe señalar que el presupuesto abierto que se tenía para este disco provocó que los excesos estuviesen presentes durante los meses de grabación.

Botellas de alcohol para aventar y montañas de cocaína eran consumidas por los miembros de la banda desde las 7 de la noche (hora en la que llegaban al estudio) hasta entrada la madrugada, momento en que comenzaban las sesiones de grabación.

A veces alguno de los miembros de la banda llevaba al estudio a su nueva pareja, lo cual generó escenas de celos que estuvieron a punto de salirse de control.

O bien hubo quien cayó en estados depresivos o de ira. Simplemente estaban emocionalmente destrozados.

Se dice que aunque había tensiones de todos contra todos, pudieron ponerse de acuerdo en las sesiones y composición de las canciones.

Y aunque pudieron lograr los obstáculos que representaron los excesos y los problemas personales, se enfrentaron a otro problema: al culminar el proceso se dieron cuenta de que se habían dañado las cintas de grabación.

Esto retrasó todo, pero pudo resolverse.

El resultado fue notable: 11 grandes canciones que incluso cualquiera de ellas pudo haber sido escogida como sencillo.

El disco se llamó “Rumours” y fue un rotundo éxito, el cual tuvo en “Dreams” a su sencillo más exitoso.

Esta canción fue compuesta por la vocalista Stevie Nicks en apenas escasos 10 minutos, de acuerdo con lo que ha contado el equipo de producción y la misma cantante.

La canción habla de un rompimiento amoroso que resulta doloroso e inevitable.

La riqueza musical de esta canción es enorme. Destaca la base rítmica a cargo del baterista Mick Fleetwood y John McVie en el bajo (uno de los mejores bajistas de la historia del rock), así como las armonías vocales de Lindsey, Stevie y Christine.

Es increíble cómo lograron grabar un gran disco a pesar de las condiciones en las que se dio todo el proceso creativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí