Monterrey Rock

Inicio » Videos » Ed Maverick otorga gran concierto en Monterrey

Ed Maverick otorga gran concierto en Monterrey

El fin de semana se caracteriza por poder ir por unas frías cheves, la carnita asada, el antro, la fiesta y cualquier cosa que te emocione para iniciar el viernes con un boom.

Pero no para la gente que el 6 de Mayo teníamos una cita con Eduardo Hernández Saucedo, mejor conocido como Ed Maverick.

Con un recinto repleto de gente que estaba lista para cantar a todo pulmón y dejar salir toda la nostalgia de su pecho, el originario de Chihuahua estaba listo para darles a sus fans todo lo que necesitaban.

El boleto marcaba el inicio del concierto a las 9 de la noche y pocos minutos dentro a la hora indicada las luces se apagaron para darle la bienvenida al artista estelar. La fórmula que todos conocemos es que otra banda o intérprete abra el evento del principal para calentar los motores del público, pero en esta ocasión no fue necesario ya que cada espectador se encontraba más que listo.

Luces en el escenario y un recinto lleno de gritos de bienvenida el show no se dió a esperar.

Después de la primera canción nos interrumpe el cantautor para decirnos “Buenas noches, mi nombre es Eduardo Hernández Saucedo. Pero ustedes me conocen cómo Ed Maverick y pues nada… esperamos que se la pasen muy bonito”.

Continuó para darnos un mensaje de cómo ha intentado evolucionar musicalmente, cómo la vida en la pandemia le cambió y también nos presentó a los músicos que lo acompañaban. Todos amigos desde la secundaria cuando tocaban música regional en sus inicios.

Para algunos fue un discurso largo, pero para los fanáticos seguramente fue un mensaje lleno de admiración hacia la persona en la tarima.

“Ya me voy a callar el hocico” exclamó nuestro artista para darle pie a Ensenada. Una canción calmada y llena de emoción con un cambio semi psicodélico en su segunda parte.

Cabe mencionar la calma del público. Normalmente cuando vas a un concierto pierdes el control, gritas las letras a todo pulmón y saltas de emoción pero con Ed Maverick la gente se dió el tiempo de relajarse y mantenerse en sus asientos para disfrutar la música.

El silencio se rompió cuando sonó Del Río mostrando gran emoción de los asistentes y un armonioso fondo azul en las pantallas mientras los aplausos a ritmo de la música inundaba el Pabellón M.

La música llena de emociones continuaba con temas como Gente, Manta I y Nadie Va A Pensar En Ti Mejor Que Yo. Canción en la que podemos ver una versión diferente de la voz de Eduardo, con un tono grave, fuerte y aguardentoso que nos dejó una sensación de satisfacción musical.

El primer momento de euforia colectiva se hizo notar cuando Hoy Somos Nuevos Seres sonó en el recinto con la gente cantando a su máxima capacidad y prendiendo sus celulares para iluminar por completo la zona.
“Que bonito, se pasaron de v*rga”

Misma acción por parte del público se vió cuando la gente encendía sus linternas en Gracias al sonar de boca de todos “si un día muero no me extrañes si no me querías ayer”. Sin duda un momento lleno de nostalgia y felicidad.

Fuentes de Ortíz se anunció con sus primeros acordes haciendo que toda la gente se levantara de emoción para gritar con toda la fuerza que tenían acumulada a través de la noche. Una pequeña falla de sonido ocurría en el micrófono de Ed Maverick lo cuál hizo que dejara de cantar, aunque eso no fue impedimento para que el público siguiera cantando acapella su canción favorita.

Con las fallas de audio solucionadas dió fin una de las más populares canciones del chihuahuense mientras los espectadores gritaban dando a conocer la admiración hacia el artista.

“Ni se sienten” dijo el cantante al micrófono dando pie a Acurrucar. Una canción más que logró la euforia colectiva a través de cada asiento del recinto.

Ya listos para dar cierre a esta noche la banda intercambia unas miradas para confirmar el siguiente mensaje: “con esta nos despedimos, no estaba planeada”.

Ropa De Bazar, una canción en colaboración con Bratty, dió a los fanáticos el cierre de concierto que todos querían para poder poner fin a lo que fue una noche llena de emociones, variantes musicales y posiblemente una muy necesaria catarsis.

Ed Maverick se despidió del público regio dando un mensaje de agradecimiento y pidiendo que todos se cuiden de camino a casa antes de bajarse del escenario.

Hay artistas que son una hit desde sus inicios, estos raros casos de éxito nos hace recordar que el “sueño” musical no muere. Con tan solo 21 años de edad y su segunda presentación en Pabellón M, Ed Maverick nos demostró porque es uno de los artistas revelación con más aclamo de los últimos años .

Una noche donde el público pudo sentarse, escuchar su música favorita, dejar salir emociones de nostalgia y posiblemente volver a casa con una sonrisa y satisfacción de presenciar lo que fue una noche íntima con Eduardo Hernández Saucedo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *