A 43 años del disco “Wish you were here” de Pink Floyd

El legendario álbum de Pink Floyd “Wish you were here” salió al Mercado el 12 de septiembre de 1975.

0 168

Este 12 de septiembre se cumplieron 43 años de la salida a la luz de uno de los grandes discos en la historia del rock: el exquisito “Wish you were here”, de la banda inglesa Pink Floyd. Este es el disco número 9 en la discografía pink – floydiana, y está considerado como una de las obras maestras de Pink Floyd.

“Wish you were here” se grabó de enero a Julio de 1975, en el mítico estudio de Abbey Road. El proceso de grabación fue sumamente difícil y lleno de tensiones, esto debido a la “cruda” posterior al brutal éxito obtenido con Dark side of he moon, lo cual los llevó a una mezcla de hartazgo, confusión artística, tensiones internas, aunado a diversas problemáticas personales de los integrantes de Pink Floyd.

Este disco es conceptual, el segundo de este estilo en la discografía de Pink Floyd. Hace una encarnizada crítica a la industria musical y, a la vez, trae nuevamente el tema de la ausencia de Syd Barret. Consta de una pieza musical de 20 minutos dividida en 2 partes y en medio se incluyen 3 canciones, que de ninguna manera son de relleno.

Pink - Floyd - Wish - you - were - here - 2

En este álbum encontramos a un Pink Floyd arriesgándose musicalmente un poco más allá de lo que hicieron en Dark side of the moon; el mejor ejemplo de ello es “Shine on you crazy diamond”, portentosa canción de casi 26 minutos, dividida en 2 partes, poseedora de pasajes musicales realmente mágicos, en donde se mezclan el rock, el blues y el jazz, la cual es una obra maestra de la música popular del siglo pasado.

Se incluyen también “Welcome to the machine” y “Have a cigar”, auténticas mentadas de madre artísticas hechas contra la industria musical; la primera de ellas con una musicalización inquietante, teniendo como base el uso de sintetizadores y guitarras acústicas, y la segunda es una canción cantada por Roy Harper, cantante folk de Inglaterra, quien fue designado debido a que Waters batallaba para cantar esta canción por sus limitaciones como cantante y a que David Gilmour se negó a cantarla.

La cereza en el pastel es “Wish you were here”, canción que ha derribado las barreras del tiempo y sigue igual de vigente hoy en día. Esta canción es de las más melancólicas que Pink Floyd ha sacado y una de las más emotivas en la historia del rock, sobra decir que tiene cierto aire de tributo a Syd Barret.

Un hecho significativo de este periodo, es que en la parte final de la grabación de este álbum, Syd Barret visitó a la Pink Floyd en el estudio de Abbey Road. Al principio nadie lo reconoció, incluso pensaron que era un empleado del estudio, esto ya que Syd presentaba un impactante sobrepeso, además de traer la cabeza y las cejas depiladas. Cuando se dieron cuenta que era Syd, el cuarteto y el equipo de producción quedaron en shock; Barret estuvo un rato platicando con ellos, pero era notable el grado de afectación de él: su conversación era mayoritariamente incoherente. Lo invitaron a festejar la reciente boda de David Gilmour y Syd asistió, pero de repente se fue sin despedirse. No volvieron a saber de él hasta su fallecimiento en 2006.

Volviendo a “Wish you were here”, éste fue un éxito inmediato en ventas, aunque recibió fuertes críticas de parte de diversos sectores de la prensa, algunas de ellas demasiado negativas tildándolo de “falto de imaginación”, “frío y sin corazón”.

Pero el tiempo pone las cosas y a cada quien en su lugar, y “Wish you were here” se ha convertido en un disco de leyenda y Pink Floyd es una de las bandas más influyentes de todos los tiempos.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.