Monterrey Rock

gran silencio piporro

El Gran Silencio rinde tributo a “El Piporro”

El Gran Silencio brindó un concierto en la Alameda de Monterrey, para conmemorar los 100 años del nacimiento de “El Piporro”.

El 16 de diciembre se cumplieron 100 años del nacimiento del entrañable Eulalio González “Piporro” y para conmemorar esta fecha el Municipio de Monterrey organizó un concierto de festejo protagonizado por El Gran Silencio.

Este concierto se realizó ayer 17 de diciembre en la Alameda “Mariano Escobedo”.

Monterrey Rock Instagram

Cientos de personas pudieron disfrutar de este evento gratuito, en el que se destacó la importancia cultural y social de “Piporro” para el norte de México.

Previo al concierto se proyectó un emotivo video, en el que varios personajes hablaron sobre la vida, obra y trascendencia de Don Lalo.

Posteriormente El Gran Silencio dio un concierto dividido en 2 partes.

Festival Ceremonia 2023

En la primera interpretaron muy a su estilo varias canciones de “Piporro”, entre las que estuvieron “Chulas Fronteras”, “Abuelo Ye Ye”, “Los Ojos de Pancha” y “Natalio Reyes Colas”.

Durante este set los integrantes de El Gran Silencio comentaron algunas anécdotas que vivieron con Don Lalo, a quien consideran su padrino, ya que durante sus inicios recibieron el apoyo de él.

De igual forma resaltaron la importancia de “Piporro” no solo como cantante, compositor y actor, sino como una figura que nos dio identidad como norteños.

Posteriormente, la banda regia tocó algunas de sus canciones más icónicas, entre las que estuvieron “No sabemos amar”, “Mitote Norteño”, Tonta Canción de Amor No. 2″, “Cumbia poder”, “Dormir soñando”, “Chúntaro Style” y “Círculo de amor”.

Antes de que terminara el concierto, Cano aprovechó para mandarle un mensaje al alcalde Luis Donaldo Colosio y al gobernador Samuel García, respecto a que van a usar la Macroplaza el próximo año para festejar los 30 años de vida de El Gran Silencio.

Este fue sin duda un gran concierto, en el que prevaleció un ambiente de fiesta, unidad y de reconocimiento al legado de “El Piporro”. Pero hay que destacar también el hecho de la Alameda volvió a ser sede musical, como lo fue hace muchos años.