Los Cafres celebrando en Monterrey sus 25 años de carrera

0 34

Como parte de la gira que Los Cafres están realizando por nuestro país, para festejar sus primeros veinticinco años de existencia como banda, es que ayer tuvimos la oportunidad de tenerlos en nuestra ciudad para unirnos y ser parte de dicha felicidad.

Todo comenzó cuando la tarde de ayer se iba transformando en noche, y que los integrantes de Viento Roots aparecieron en el escenario para empezar a tocar una rica introducción musical, seguida de “Let the Fire” con la que el público empezó a bailar. Continuaron “Si te vas” y “Pasará” que los asistentes evidentemente disfrutaron, ya que se unieron a la banda cantando. Al finalizar la canción de “Bésame”, el vocalista de la banda, Azael Alvidrez, se despide recordando que esto apenas empezaba y así dar paso a las primeras notas del sencillo “Sale el Sol” que la gente recibió aplaudiendo, bailando y brincando al ritmo de la canción y mientras ésta era coreada, el equipo de luz los iluminó, ahora si parecía que…para todos… había salido el sol.

El disfrute que siente el público con esta banda de Reggae Mexicano, surge de cada uno de los diez integrantes de dicha agrupación, en la cual ya se encuentra una talentosa mujer(nueva integrante de la banda) precisamente en los vientos, como trompetista. A cada uno se le ve apasionadamente entregado a compartirse mediante su instrumento; miradas de hermandad y complicidad se intercambian en todo momento. Esta buena vibra y profesionalismo es causa y efecto que los hace colaborar junto a otros grandes del reggae a nivel mundial, como los de esta noche: el reconocido Alberto Tarín e I-Nesta posteriormente.

Eran cerca de las 19:40 hrs cuando el gran músico español de “New York Ska-Jazz Ensemble” fue presentado por Viento Roots mencionando lo honrados que se sentían de acompañar a esta joya musical en algunas de sus presentaciones por México. Es así como el músico apareció acompañado de su guitarra roja, su gigante sonrisa y una actitud ligera que lo tuvo bailando casi todo el tiempo, a él y al público. El repertorio incluyó: “Dancing Mood”, “Tear Drops” seguida de “City Roming” ,“Jah I Pray” y “You´re my Love” para finalizar con un buen ska. La deliciosa mezcla que surge de la combinación de la guitarra del jazz con los ritmos jamaiquinos hizo que la intención que alguna vez mencionó Alberto Tarín de “humildemente intentaremos que vibren con nosotros” se hiciera realidad.

La Arena Santa Lucía cada vez se iba llenando más y más cuando Viento Roots ahora recibía a I-Nesta alrededor de las 20:10 hrs. Al ritmo marcado de la batería es que este cantante panameño empezó a desplazarse por el escenario bailando al ritmo de “Qué es lo que pasa?” para al terminar agradecer y bendecir al público por su presencia. Después siguió “Bajo la luz” en la que se veía al cantante apuntar al cielo para agradecer al Creador.

Mantuvo todo el tiempo una comunicación cercana con los asistentes preguntándoles cómo se encontraban y dedicando canciones a las chicas de nuestra ciudad. La canción de “Cuando hay Amor” se la dedicó a su hija que llegó para transformar su vida hace cuatro meses. El calor cada vez se hacía más intenso por lo que tanto el cantante como algunos del público empezaron a aligerarse de ropas para bailar más a gusto. Ya sin el saco, y después de una buena bailada, es que I-Nesta invita a José Andrés, un músico también de origen panameño, que ha estado acompañándolo en algunas presentaciones y así interpretar “ La Vida No Basta”.

Siguieron “Ella Busca” en la que Azael(integrante de Viento Roots) se aventó un palomazo también, después “Contigo Yo Me Siento Bien” y para finalizar “Todo Vuelve a su Lugar”, no sin antes pedir un aplauso para Viento Roots por acompañarlos por segunda ocasión, a los organizadores, al público y a sí mismo (ya en tono de broma). Es cuando se empieza a escuchar “toda mi gente con las manos en el aire” y por supuesto que sus fans respondieron efusivos, moviendo sus manos de un lado a otro, siendo esta una bonita forma de cerrar la energía que se generó, cargados de buena actitud para lo que seguiría.

En punto de las 21:10 hrs apareció Pablo Molina introduciéndose a sí mismo: “Buenas noches Monterrey, Pablito Molina en vivo y en directo” arrancando así con “Extrañándote” , la multitud cada vez mayor le dio un afectuoso recibimiento a lo cual Pablo Molina respondió quitándose el sombrero. Hizo sonar algunos de sus éxitos como “Linda Apariencia”, “Ella es Mía”, “Huellas”, “No Pretendas”, algunos de Bob Marley cantadas en español como “Turn Your Lights Down Low” y también de Hortense Ellis “I´m Still in Love with You” con la que algunas parejas empezaron a disfrutar de un baile sabrosón y unos cuantos besos comenzaron a manifestarse.

Ya estaba por terminar la última canción que prácticamente cantaba Pablo Molina a capella con sus fans, cuando agradece, se retira y del público surge “otra, otra” cuando él aparece en el escenario con unas marometas para después interpretar “Señorita” y así después de una hora nos dejaba listos para el gran cierre: Cafres.

Después de esta carga musical tan positiva de parte de los grupos antecesores es que cerca de tres mil personas ya estábamos listas para recibir a esta banda pionera del reggae en idioma español.

La celebración de sus primeros veinticinco años incluye una gira por nueve ciudades de nuestro país como parte de la promoción del cd + dvd documental que saldrá próximamente y que la banda se ha encargado de promover en sus redes sociales “subiendo” algunos capítulos de lo que contendrá dicho material. La conexión que tiene esta banda con su público es evidente desde los primeros instantes en que se hacen presentes en el escenario.

Lo primero que hizo el líder de la banda, Guillermo Bonetto, fue decir cuánto extrañaba estar por nuestra tierra. Todos en la banda tienen esa actitud liviana, ligera, que hace que se cree un ambiente como fluido, natural en donde a todo mundo se le invita a bailar y funciona. El público en todo momento se mostró entregado al amplio repertorio de canciones : “Caprichos”, “Flaca Huella”, “El Ángel”, “Kaos”, “Aire/Tus Ojos” en la cual Guillermo dejaba de cantar por estrofas completas para escuchar atento a sus fans. Ya se habían despedido, cuando se escuchó “dale Cafres” y el grupo reapareció para interpretar “Secreto Mío”, “Casi que Me Pierdo” y “Si el Amor”.

Igualmente no se fueron sin antes agradecer a todas las bandas que estuvieron antes que ellos, de una a una. Ya con una bandera con los colores del Reggae: Verde, amarillo y rojo es que Guillermo empezó a bailar, a agitar las manos de un lado al otro y así finalizar todos contagiados de la misma emoción. Todos estábamos felices de celebrar ahí juntos.

Un aspecto importante a mencionar es la campaña de nombre Green Noise en la cual se nos invita a ser conscientes de la basura que generamos en eventos como este tipo. Todas las bandas en algún momento de sus presentaciones hicieron mención de dicha campaña, incitando a la gente a separar los botes de plástico y depositarlos en los contenedores especiales. Con pequeños cambios como este podemos lograr grandes cosas.

Es así como concluyó una noche en donde lo que más fluyó fue la buena vibra que produce la música reggae, interpretada por grandes exponentes del género que mostraban su sencillez en todo momento. Ver al señor Alberto Tarín bailar entre el público ya en shorts después de su presentación, atento a los demás grupos. Saber que Guillermo Bonetto por ahí andaba tirando buena onda con los integrantes de otras bandas recalcan la humildad que tienen los grandes. Humildad que impregna todo y que seguro contribuyó a que todos viviéramos esta noche de manera ligera, noche de celebración… una noche más para recordar.

Reseña: Mona Azul
Foto: Anlli Rmz

0/5 (0 Reviews)

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.